baghavad gita

of 124 /124
EL BHAGAVAD GITA Canto del Señor

Author: pd-ma

Post on 08-Apr-2016

22 views

Category:

Documents


5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • EL BHAGAVAD GITACanto del Seor

  • El Bhagavad Gita

    2

    INDICE

    Introduccin .................................................................................................. 4Dedicatoria .................................................................................................. 17

    BHAGAVAD GITA

    Captulo 1.EL DESALIENTO DE ARJUNA........................................................... 18

    Captulo 2.MUNDO, ILUSION Y MUERTE .......................................................... 24

    Captulo 3.LA ACCION.......................................................................................... 33

    Captulo 4.LA SABIDURIA.................................................................................... 39

    Captulo 5.LA RENUNCIA..................................................................................... 45

    Captulo 6.LA MEDITACION ................................................................................ 49

    Captulo 7.EL DISCERNIMIENTO ........................................................................ 55

    Captulo 8.LO SUPREMO ...................................................................................... 59

    Captulo 9.ENTREGA Y DEDICACION ................................................................ 63

    Captulo 10.LAS GLORIAS DEL SEOR................................................................ 68

    Captulo 11.REVELACION DE LA VISION DIVINA ............................................. 74

    Captulo 12.YOGA DE LA DEVOCION .................................................................. 82

    Captulo 13.CONOCIMIENTO, CAMPO Y CONOCEDOR..................................... 85

    Captulo14.LOS TRES GUNAS............................................................................... 89

  • El Bhagavad Gita

    3

    Captulo15.EL SEOR Y SU DEVOTO.................................................................. 93

    Captulo16.LO DIVINO Y LO DEMONIACO......................................................... 96

    Captulo 17.LAS TRES CLASES DE FE .................................................................. 99

    Captulo 18.LIBERACION ..................................................................................... 103

    Eplogo ...................................................................................................... 113

  • El Bhagavad Gita

    4

    INTRODUCCION

    El Mahabharata es un extenso poema hind, que al parecer fue escrito hace 5.000aos (3.000 a. C.). La tradicin atribuye su redaccin a Vyasa, si bien alcanzara suforma definitiva varios siglos despus, bajo el reinado de los Gupta.

    Consta de ms de 107.000 pares de versos. Su extensin es siete veces superior a lasfamosas obras La Ilada y La Odisea juntas. Parece tener un fuerte fundamentohistrico, ya que en los Vedas hay referencias a personajes del Mahabharata, que su-puestamente intervendran en una guerra intertribal, ocurrida en el segundo milenioantes de Cristo, y en la que particip toda la India septentrional.

    Este antiguo poema narra en lengua snscrita la epopeya de las reyertas entre loskurus y pandavas, clanes tribales que tenan como predecesor comn a Bharata,hijo de Sakuntala. La guerra entre las dos tribus hermanas haba sido iniciada a conse-cuencia de que Pandu, el hijo menor del rey Hastinapura, haba ascendido al tronodebido a que su hermano mayor, Dhritarashtra, era ciego.

    Por una ofensa inferida a los dioses, Pandu debi dejar el reino y junto con su espo-sa y sus cinco hijos se retir a los bosques a hacer penitencias, donde morira tiempodespus. Durante este tiempo en el que Pandit haca sus penitencias, su hermano Dhri-tarashtra haba ascendido al trono, teniendo una prole de cien hijos.

    Duryodhana, el hijo mayor de Dhritarashtra, senta celos y envidia de las buenasvirtudes de los cinco hermanos pandavas, pues al morir Pandu, Dhritarashtra les habaacogido y criado como a sus propios hijos. Y por esta razn Duryodhana les tiende unatentado, en el que aparentemente perecieron. Pero no fue as. Tiempo despus, Du-ryodhana se entera de que los pandavas han emparentado con un poderoso monarca,por su casamiento con su hija Draupadi. El padre de la princesa haba organizado untorneo, cuyo ganador tendra como recompensa la mano de su hija. Arjuna, uno de loshijos de Pandu, resulta victorioso, aunque por un extrao incidente familiar, debe com-partir su esposa con sus hermanos.

    Dhritarashtra, al enterarse de la situacin en que se encontraban los pandavas, ysiguiendo el consejo de su to Bhishma, les otorga la mitad de su reino.

    Por este motivo, crece el odio de su hijo mayor (Duryodhana) hacia los pandavas, y,cegado por la envidia, reta a un fraudulento juego de dados a Yudhistriya, el mayor delos hijos de Pandu. Este acepta y pierde sus posesiones, su libertad y la de sus herma-nos. Pero Dhritarashtra interviene y les devuelve su libertad y sus posesiones. Mas,nuevamente, Duryodhana desafa a Yudhishtriya, concertando que si ste pierde en el

  • El Bhagavad Gita

    5

    juego, deber retirarse junto con sus hermanos al bosque durante doce aos. Yudhish-triya pierde y los pandavas marchan al exilio.

    Transcurrido el tiempo fijado de exilio, los pandavas vuelven y reclaman a Du-ryodhana su parte del reino, pero ste se niega. Yudhishtriya entonces ofrece otra posi-bilidad de acuerdo pacfico, sugirindole que l y sus hermanos estaran satisfechos tanslo con una ciudad cada uno. Pero Duryodhana rechaza tambin esta segunda peti-cin, hacindose as inevitable la declaracin de guerra por parte de los pandavas.

    Tanto Duryodhana como los pandavas solicitan la ayuda de Krishna y de sus hues-tes, los Vrishnis. Krishna ofrece a unos su presencia en las filas, pero sin tomar parteactiva en la batalla, y al otro bando le ofrece sus huestes. La eleccin se lleva a cabo yDuryodhana elige las huestes, mientras que los pandavas se quedan con la presencia asu lado de Krishna (Arjuna elige). El combate entre los dos bandos dura dieciocho dasy finaliza con la muerte de Duryodhana y la victoria de Arjuna y los pandavas.

    El Mahabharata termina relatando el peregrinaje de los pandavas al Himalaya y suascensin a la morada de Dios.

    El Bhagavad-Gita, Canto del Seor, cuyo ttulo completo es Srimadbhagavad-gita-upanishad, (Enseanzas impartidas en el Canto Supremo del Seor) se encuen-tra en el libro VI Bhismaparvan, seccin 6 del Mahabharata. Se trata de un Upanishad(Enseanza a los Pies del Maestro). Es decir, es una revelacin espiritual de unaenseanza secreta impartida por Krishna.

    Hay quien afirma que, originalmente, no formaba parte de la gran epopeya india,sino que fue aadido posteriormente. Los dieciocho breves captulos del Gita versansobre el dilogo que mantuvieron Krishna y Arjuna ante el desfallecimiento de este l-timo, breves instantes antes de la batalla final, que decidira la victoria de uno de losdos bandos. Arjuna, el ms diestro de los hijos de Pandu, siente flaquear su nimocuando ve a la mayora de sus familiares y amigos entre las filas enemigas. El cuerpocentral de este bello poema filosfico-espiritual es la respuesta de Krishna ante el de-saliento del valiente Arjuna, que se niega a luchar a muerte contra sus seres queridos.Krishna le habla a Arjuna acerca del Universo, de quin es l y su condicin en mediodel Cosmos, adems de la Misin que debe desarrollar el hombre en la tierra y de cmohan de comprenderse los misterios de la vida y de la muerte.

    Esta obra, junto con el Shrimad Bhagavatam, constituye la piedra angular de todaslas religiones y sectas religiosas hindes de tendencia Bakti (devocional), centrndoseel objeto de adoracin en la personalidad divina de Krishna, aceptado como un Maes-tro Perfecto, una encarnacin sobre la tierra de ese Poder omnipotente, omnipresente yomnisciente, que los occidentales llamamos Dios. Krishna vivi en la India hace unos5.000 aos y all pas su vida terrena, cuya duracin fue de unos 125 aos.

  • El Bhagavad Gita

    6

    El mensaje esencial de los Vedas, tanto como el del Shrimad Bagavatam, y an msclaramente enunciado en Bhagavad Gita, es que Dios, el Seor del Universo, se mani-fiesta una y otra vez en forma humana sobre este planeta, dejando un cuerpo para to-mar otro con el propsito de liberar a sus devotos de las miserias del ocano de Maya(ilusin),que constituye este mundo de los sentidos. Llevndolos pues a alcanzar laotra orilla: la liberacin de todas las limitaciones que constituyen nuestro ego, basadoen las experiencias limitadas del limitado mundo material.

    Nuestra ilusoria conciencia de individualidad se debe a la ignorancia de que el Se-or, ese Poder Perfecto, habita dentro de todas las criaturas, siendo nuestra real iden-tidad y la fuente misma de la Vida. Es el Creador, Conservador y Destructor de todo locreado. Por eso, El se revela a aqullos que buscan en l su refugio, dndoles la expe-riencia interior de ese Poder real, que est dentro del hombre dotndolo de vida y conel que terminan fundindose.

    ste es el mensaje ms importante contenido en todas estas escrituras sagradas deorigen hind. Por otra parte, sorprendentemente, constituye un factor comn en casi latotalidad de las escrituras, que narran la vida o enseanzas de los grandes Maestros, apesar de pertenecer a diferentes pocas, culturas y procedencias geogrficas: Rama,Krishna, Budha, Scrates, Zoroastro, Moiss, Patanjali, Lao Tse, Jess, Mahoma, San-karacharya, Santo Kabir, Shri Chaitanya, Shri Ramakrishna, etc.

    Todos estos grandes Maestros revelaban una experiencia a sus discpulos, inicin-dolos en el Eterno Conocimiento de la Verdad. Estos discpulos ms tarde recogan susenseanzas y describan las experiencias que obtenan al poner en prctica el Conoci-miento, en el que el Maestro les haba iniciado, siendo El el nico gua para conducir-les a travs del camino.

    En todas las manifestaciones que ha tomado el Maestro, siempre hacia el final de suvida, les explica a sus discpulos acerca de su continua presencia en la tierra, bien ha-ciendo alusin a sus anteriores encarnaciones, o bien, aludiendo a una segunda venidadespus de su muerte.

    En el Gita, Krishna dice:

    Siempre que el bien decae extinguindose poco a poco, predominando ensu lugar la maldad y el orgullo, Mi Espritu se manifiesta en forma humanasobre esta tierra.

    Bhagavad Gita, 4-7

  • El Bhagavad Gita

    7

    En verdad te revelar mis divinas manifestaciones, Oh Arjuna, mas slohe de hablarte de las principales, pues no hay lmite para las variantes me-nores.

    Bhagavad Gita, 10-19

    Y nosotros, los seres humanos, fuimos hechos a Su propia imagen y semejanza.Somos, potencialmente, idnticos al Seor manifestado. El as lo quiso y es gracias a Elque, despus de tomar un cuerpo humano, nos hace posible reconocer nuestra autnticaidentidad y propsito de esta vida. Pues el Seor se revela a s mismo (revela su Cono-cimiento) a todos los seres humanos que se acercan a El con un corazn humilde y de-seo sincero de conocer la Verdad.

    Los discpulos del Maestro, en pocas anteriores, le servan durante muchos aospara desarrollar amor y devocin por El, y cuando el Maestro se senta satisfecho conel amor y servicio de su devoto, por Su Gracia e Infinita Misericordia, le revelaba elConocimiento, inicindolo en una experiencia interior, a travs de la cual, el devotoreconoca la Forma Inmanifiesta de su Seor, como energa pura, la Vibracin Primor-dial que las escrituras citan con diferentes nombre: el Santo Nombre de Dios, la Pala-bra, el Verbo, el Tao, Sat Nam, Pak Nam, Om, la Palabra Bhrmica, Jehov, etc.

    Esta Santa Palabra o Verbo se manifiesta dentro del ser humano, no slo como esavibracin, sino que de ella, a su vez provienen otras tres manifestaciones:

    Luz Divina; blanca y brillante, solamente visible a travs del tercer ojo (tricuti), quees abierto en el momento de la iniciacin. Constituye una experiencia real de visin deLuz, dentro de nosotros, adoptando diferentes formas que puede variar desde unos res-plandores nebulosos, hasta una Luz ms brillante que el sol. Se conocen casos de per-sonas que han estado clnicamente muertas y luego vueltas a la vida, que relatan cmohan tenido la experiencia de ver esta Luz, produciendo una profunda transformacin enel enfoque de sus vidas.

    La segunda manifestacin se presenta como Msica Interior (la armona de las esfe-ras), audicin interior de sonidos que no tienen nada que ver con los sonidos del mundoexterior, aunque por similitud se podran comparar a cantos de pjaros, ruido de cas-cadas, taidos de campanas, cantos de grillos, sonidos de la naturaleza, instrumentosmusicales, y numerosos sonidos diversos, que no son referibles siquiera.

    Una tercera manifestacin es el Nctar (las aguas vivas de la vida eterna), queviene simbolizado en las representaciones del Seor Shiva sentado en meditacin, porun pequeo chorrito en forma de surtidor emanando del centro de su cabeza. En el Gita

  • El Bhagavad Gita

    8

    se cita tambin bajo el nombre de Soma. Son unas aguas que caen de la base del cere-bro hacia nuestra garganta y se pueden tragar materialmente, siendo la ms fsica delas cuatro manifestaciones (Verbo, Luz, Msica y Nctar). Es el responsable del mante-nimiento de nuestro cuerpo, de nuestra salud y fuerza muscular, pero su efecto primor-dial es el xtasis de gozo que produce, transportando la conciencia al estado de Anand(Dicha Suprema). Tiene diversidad de sabores y produce sensaciones de aromas dife-rentes. No obstante, el Nctar es una experiencia puramente espiritual, que nada tieneque ver con el mundo fsico que conocemos a travs de nuestros sentidos externos.

    Estas cuatro manifestaciones interiores son la Forma Inmanifiesta del MaestroPerfecto o Guru, cuyo principal mandamiento para su discpulo es que medite constan-temente, concentrando su mente en ese Santo Nombre que l le ha revelado, a travsdel cual obtendr la liberacin. Pues, siendo la Perfeccin misma, por contacto conti-nuo con l, nos elevar inevitablemente hacia la Perfeccin.

    As pues, el Maestro Perfecto muestra prcticamente el modo natural de experi-mentar sus cuatro manifestaciones dentro de cada ser humano a travs de la meditacinen esa experiencia interior, a la que siempre tenemos acceso una vez que el Maestroha abierto la puerta.

    Esta puerta comienza a abrirse en la vida de un sincero buscador, cuando steacude a escuchar Satsang (etimolgicamente: compaa de la Verdad. Sat = Verdad;Sang = compaa), lo cual sucede, no nicamente por propia decisin, sino que en rea-lidad es conducido all por la invisible mano y la voluntad del Maestro Perfecto; atra-do por El en un acto de Su Infinito Amor.

    Satsang es estar en la compaa de los devotos del Maestro (en la compaa de losSantos), y en su forma o aspecto meramente externo, Satsang es simplemente un discur-so espiritual sobre la experiencia del Conocimiento, ya sea compartido entre el Maestroy sus discpulos, bien entre los mismos devotos; siendo stos en realidad instrumentosdel Maestro Perfecto. Mas este discurso espiritual oculta una real experiencia del Co-nocimiento, a la cual se puede conectar el nefito que tiene odos para or, es decir,el que sin oponer a lo que escucha la resistencia de sus conceptos establecidos y sinreparar en las formas y los aspectos exteriores, se abre a lo que all est sucediendo.

    Con tan slo abrirse a satsang y estar en con compaa de los devotos, el nefitopuede empezar a experimentar, poco a poco, como algo dentro de l, se abre natu-ralmente a esa experiencia, produciendo una estable dicha en su estado de nimo, y ensu relacin con lo que le rodea.

    De esta circunstancia surge un espontneo deseo de agradecimiento que le invita aofrecer sus servicios desinteresadamente. Motivado nicamente por el amor que le ins-

  • El Bhagavad Gita

    9

    pira esa experiencia interior, que, por contagio directo, comienza a despertarse dentrodel nuevo discpulo.

    En la prctica del servicio al Maestro (cuyo deseo bsico es propagar el Conoci-miento a todos los hombres de la tierra), se encierra tambin la experiencia del Cono-cimiento, que se hace sentir como autntica felicidad.

    La prctica del servicio, frecuentando al mismo tiempo la asistencia a satsang, ele-va la conciencia, llevando al devoto al estado de humildad, indispensable y necesariopara poder aceptar la imprescindible ayuda del Maestro. Adems reporta mucha com-prensin sobre cmo practicar con xito este Conocimiento, trayendo consigo la con-centracin necesaria para poder practicar la meditacin, cuando sta sea revelada.

    En la lectura de las diversas escrituras sagradas de todos los tiempos y proceden-cias, podemos encontrar numerosos relatos que ilustran la necesidad e importanciapara el discpulo del satsang y servicio, como va preparatoria para la iniciacin en lameditacin, que completa, junto con los dos anteriores, la senda tripartita de Satsang,Servicio y Meditacin (sadhanas), que constituye el camino para la realizacin del Co-nocimiento: la unin con Dios.

    MEDITACIN

    El trmino meditacin, tal y como se entiende en la cultura oriental, no se refiere areflexin o pensamiento profundo (sentido comnmente aceptado en Occidente), sinoexactamente todo lo contrario. Por meditacin se entiende la eliminacin total de cual-quier tipo de pensamiento, mediante la concentracin de la mente en un solo punto,como pasivo observador, sin calificar, enjuiciar ni deducir nada. Se puede observar quetodo lo que tiene poder de atraer y absorber nuestra atencin nos produce paz y satis-faccin, como consecuencia inmediata del acto de concentracin mental. Todo el mun-do practica simulacros de meditacin de un modo consciente o inconsciente; desde ha-cer ganchillo hasta contar ovejitas antes de dormirse, desde cantar todo el da men-talmente una misma cancin, hasta gritar repetidamente un mismo sonido cuando noshacemos dao, para evitar, intuitivamente, que nuestra conciencia ponga su atencinen la sensacin de dolor.

    La concentracin mental reporta un ahorro de actividad intil. El agotamiento ex-perimentado al final de la jornada diaria es debido, en su mayor parte, al gran volumen

  • El Bhagavad Gita

    10

    de actividad mental que desarrollamos, a veces necesaria y, bastante a menudo, innece-saria e involuntaria.

    Para producir cualquier pensamiento, para desarrollar cualquier proceso de cl-culo o razonamiento, nuestro cerebro consume una cierta cantidad de energa vital, yaque slo gracias a ella se hace posible el proceso del pensamiento. Tratando de estartan slo un minuto, sin pensar absolutamente nada, se puede comprobar fcilmente quvano es nuestro esfuerzo por conseguirlo. Por el contrario, muchos pensamientos nosasedian continuamente en diferentes direcciones, sin ningn orden ni control, ajenos anuestra voluntad y a pesar de no desear producirlos. Esto da idea de cuantos cientos ycientos de pensamientos innecesarios ocupan nuestra mente durante el da, mantenien-do nuestro cerebro y sistema nervioso en continuo trabajo y desgaste intil.

    Aqu es donde la meditacin cumple perfectamente su papel. Cuando no tenemosnuestra mente ocupada en resolver algo concreto, necesitamos un punto que tenga elpoder de absorber nuestra atencin y concentrarla ah, para experimentar paz y relax.De este modo aumentamos nuestra capacidad de rendimiento en nuestro quehacer dia-rio, que en consecuencia deja de ser una tarea desagradable, convirtindose en un focode satisfaccin.

    Si adems queremos experimentar paz constante, necesitamos un punto de concen-tracin constante, que siempre est con nosotros, y utilizable en cualquier circunstan-cia. Y esto solo es simplemente esta Vibracin Primordial que, morando en nuestro in-terior, nos da la vida, acompandonos en todo tiempo y lugar a travs de todo tipo desituaciones hasta el momento en que sta abandona el cuerpo fsico, circunstancia queocasiona la muerte.

    Esta Vibracin Primordial se manifiesta por s sola dentro de todo lo que existe y esla Realidad Ultima, soporte de toda la creacin, siendo el ser humano el ltimo eslabnde la cadena evolutiva ascendente.

    En esta forma humana se tiene la oportunidad, no slo de vivir, sino de reconocerpor qu vivir, pues el Maestro Perfecto vivo puede abrir la puerta que lleva al ser hu-mano a fundirse de nuevo con su Fuente. Rompiendo as la ilusoria identificacin con elego temporal, que no es ms que un mal sustituto de esa experiencia interior de totalplenitud en s misma, que ha sido descrita en los Vedas, Upanishads, el Gita y casi to-das las escrituras hindes, como el estado de Sat Chit Anand: Verdad, Conciencia, Di-cha Suprema. O sea, la experiencia interior de la Verdad, esa energa omnipresente yeterna, despierta la Conciencia al estado de Dicha Suprema.

    Tambin todas las escrituras coinciden en que esta Vibracin Primordial no es au-dible con los odos externos, ni pronunciable con los labios, ni abarcable por la menteni el intelecto, ya que siendo una experiencia infinita, se tiene ms all de la razn y la

  • El Bhagavad Gita

    11

    lgica humana. As pues, se ha de trascender todo estado mental o racional, para poderacceder a esta experiencia, anulando el propio ego y la mente.

    Aqu precisamente siendo impotentes por nosotros mismos para obtener esa expe-riencia de liberacin se concreta el papel del Maestro Perfecto o Satguru (verdaderoGuru): revelar el modo natural de experimentar esta Vibracin dentro de cada ser hu-mano que, con humildad y sincero deseo, busca la Verdad. Haciendo de puente, detransformador, entre ese estado perfecto e infinito con el que l est fundido, y el esta-do imperfecto y limitado en que nos encontramos, debido a nuestra identificacin connuestra mente y nuestro ego.

    El Maestro Perfecto lleva al ser humano a su Fuente de origen. Al hacerle entrar encontacto con ese estado infinito e ilimitado en el que vibra esa Energa Interior, le librade la esclavitud de su falso ego individual, que es como una fortaleza, fabricada por elmiedo, a la inseguridad y agona que produce vivir desconociendo su propia identidad:el no saber quin es, por qu est aqu y adnde va. Por eso se crea una falsa persona-lidad, que crece en el abonado terreno del miedo.

    MAESTRO, DISCIPULO, DEVOCIN

    El miedo es tan slo una cara de la moneda de la vida, cuyo reverso es el amor. Elamor es la llave que ha usado el Maestro, en todas las pocas, para abrir el corazn desus devotos. El amor al Maestro, es lo que permite al discpulo desligarse de sus temo-res y trascender su ego, para fundirse dentro de s con su Seor, a travs de ese lazo tanfuerte que l produce entre los dos: amor sublime, devocin, xtasis de amor.

    Esto permite al discpulo entregarse completamente a los Pies de Loto de su Maes-tro para siempre, para que l pueda elevarlo a ese estado de Sat Chit Anand, en el queel Maestro se encuentra. De otro modo, si no se produce esta entrega al Maestro, si nohay rendicin del ego, no permite que el Satguru lo lleve a ese estado que est ms allde la razn del intelecto y los sentidos. Estado que nadie puede alcanzar por s mismo.

    As pues, slo el Maestro Perfecto puede revelar esa experiencia de perfeccin, queest ms all de los lmites de nuestros sentidos, nuestra mente e incluso nuestra muertefsica.

    San Juan, en su evangelio, dice:

  • El Bhagavad Gita

    12

    Al principio era el Verbo. El Verbo estaba con Dios. Y el Verbo era Dios.Y el Verbo se hizo carne y habit entre nosotros. La Palabra era la Luzverdadera, que ilumina a todo hombre que viene a este mundo. En el mundoestaba, y el mundo fue hecho por ella, pero el mundo no la conoci. Vino asu casa y los suyos no la recibieron. Pero a todos los que la recibieron, lesdio el poder de hacerse hijos de Dios.

    Jess, despus de ayunar 40 das, mientras haca meditacin en el desierto, fue ten-tado por el demonio (deseo mental), ms l respondi:

    No slo de pan vive el hombre, sino de la Palabra de Dios.

    Y en otra ocasin dijo:

    Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie llega al Padre si no es porM, y nadie conoce al Padre sino el Hijo, y aqul a quien el Hijo quiere re-velrselo.

    La tan deseada y necesaria Paz no puede venir de fuera hacia dentro, sino a la in-versa. Se ha de experimentar en el interior de cada ser humano, para que as se mani-fieste en el mundo exterior.

    Se puede vivir en este mundo como una flor de loto: aunque nace en aguas ptridas,nunca sus ptalos se ven tocados por ella. Flotando en la superficie, sube cuando elnivel de las aguas sube y de igual manera, desciende cuando el nivel baja, sin ser afec-tada por el movimiento del agua, ni la suciedad que sta contenga.

    Similarmente, con mucha frecuencia en la literatura sagrada hind, se ha compara-do a los devotos del Seor Manifestado con las flores de loto; pues viven flotando en lasuperficie del ocano de Maya (ilusin del mundo material), sin verse afectados por lasmiserias y la locura del mundo. Siempre extasiados en la Dicha Suprema de la devo-cin, continuamente protegidos por la Gracia de su Seor, a quien entregaron su vidahallando refugio en El.

    Esta explicacin acerca de los diversos aspectos del Conocimiento, es tanto ms ne-cesaria cuanto que resulta infrecuente encontrar estas esenciales aclaraciones en lasdiversas traducciones y prolongaciones, no slo del Bhagavad Gita, sino de las diver-sas escrituras sagradas que dan testimonio de esta Experiencia Suprema de Perfeccin.

  • El Bhagavad Gita

    13

    Fue de esta Revelacin Interior y del Camino que conduce a ella, de lo que Krishnahabl a Arjuna, y Jess a sus discpulos; no era otra la razn por la que los primitivoscristianos moran cantando en el circo romano. Tambin de ello habl Mahoma aligual que Budha y todas las dems manifestaciones que el Seor ha tomado en la tierra;slo esta Verdad se encarna edad tras edad. El es ese Poder omnipotente, omnipresentey omnisciente que los hombres llamamos con diferentes nombres, como Dios, Al,Brahman, Bagwan, Tao, etc. Esta es la Verdad de la que se da testimonio en el Bhaga-vad Gita.

    SU VALOR ESPIRITUAL

    El Gita es la escritura sagrada ms leda en la India y la ms conocida en occidentepor la belleza de su contenido y la universalidad de su mensaje, teniendo muchsimospuntos comunes con el mensaje esencial contenido en escrituras sagradas procedentesde otras latitudes, escritas en diferente poca y que recogen las enseanzas de otrosMaestros. An as, es obvio que Todos revelaban la misma Experiencia y con el mismopropsito ltimo.

    El Gita, dentro del cuerpo de las revelaciones divinas de la India juega el mismopapel que los Evangelios, dentro del cuerpo del Antiguo y Nuevo Testamento. Es comoel exponente mximo de la doctrina que ya antes se haba expuesto en los cuatro Vedas,los Brhmanas, Vedanta-sutras, los Upanishads y el Shrimad Bhagavatam. Pero tam-poco fue suficiente, del mismo modo que un evangelio no bast, ni siquiera los cua-tro, pues le siguieron las epstolas como complemento explicativo de los pequeos yconcretos casos de la vida discipular, que no quedaban suficientemente cubiertos en lasnarraciones evanglicas. Algo parecido ocurri inevitablemente despus del Gita, si-guindoles algunas obras menores que trataban de profundizar ms, en esta indescrip-tible e inagotable fuente de inspiracin que es la Revelacin del Conocimiento de Dios,llegando con el transcurso del tiempo hasta un punto, en el que El Seor se hubo demanifestar pblicamente de nuevo, a travs de Gautama Budha (500 aos a. C.), pararevelar este Conocimiento Eterno a los hombres. Pero esta vez complement su laborcreando una institucin monacal, para proveer a sus iniciados de un ambiente discipli-nado dentro de unos refugios o monasterios (que actualmente se llaman ashrams), cuyopropsito bsico era garantizar el progreso del discpulo dentro de la estrecha senda

  • El Bhagavad Gita

    14

    del camino espiritual (algunas escrituras la describen como el filo de la navaja). Locual dio pie igualmente a numerosas escrituras que describen la perfeccin de Budha yla doctrina y el amor que comparti con sus discpulos. La estructura monacal y la vidade total entrega y renuncia que hacan los devotos que buscaban refugio en ella, lespermiti recibir de su Maestro enseanzas ms especficas y concretas, lo cual natu-ralmente se ve reflejado en la exhaustividad explicativa de los relatos budistas. Perotan pronto como el Maestro les abandon fsicamente, a pesar de que eran iniciados ytenan acceso a la experiencia del Conocimiento, pronto el intelecto comenz a enre-darse con la prolfera informacin espiritual que el Maestro les haba legado, hasta quecomenz a perder su simpleza original, sofisticndose cada vez ms convirtindose enlo que hoy se conoce como el Zen.

    Todas las religiones del mundo estn constituidas por tres elementos, que ordenadosde acuerdo a su importancia son:

    1. Principios2. Mitologa3. Ceremonias

    1. Los Principios fundamentales de cualquier religin se pueden resumir en unosolo: Unir al hombre con Dios (re-ligere, en latn: reunir). Siendo adems un factorcomn a todas las religiones del mundo, naturalmente no por coincidencia. Este princi-pio bsico es el Conocimiento Unitivo, la experiencia directa de Dios que es reveladapor el Maestro Perfecto vivo de la poca, y aqu es donde aparece el segundo estrato.

    2. La Mitologa la constituyen todos los relatos, historias y leyendas que describeno tratan de describir la gloria del Maestro que revel aquel Principio a los hombresque se acercaron a El con humildad y le reconocieron. A pesar de que estos relatosposiblemente son experiencias verdicas que tuvieron aquellos iniciados, con el tiempo,despus que el Maestro los deje, desapareciendo con l la Fuente de la experiencia,slo quedan sus discpulos, y cuando stos desaparecen, tan slo quedan los seguidoresno iniciados y las escrituras, lo cual degenera inevitablemente, convirtindose en unMito.

    3. Las Ceremonias son, al igual que la Mitologa, los residuos ya vacos de algoque en su da tuvo un contenido. Pues los discpulos a quienes les fue revelada esa ex-periencia interior y experimentaron sus beneficios, mostraron su agradecimiento alMaestro en formas de acuerdo a su cultura, sus creencias y la tradicin de esa poca, yesto daba origen a una serie de ceremonias que fue lo nico que pudieron heredaraquellos nefitos no iniciados, los cuales imitaban las ceremonias apoyndose al tiem-po en las enseanzas legadas en las escrituras que, al carecer de la experiencia de la

  • El Bhagavad Gita

    15

    Gracia del Maestro ya desaparecido, se convertan en pura moral dogmtica que lesdeca lo que se debe hacer y lo que no, incapaz de hacerles transcender esa dualidad, nide elevar sus conciencias hasta unirlas con el Uno.

    Y desgraciadamente, esto es todo lo que queda hoy en las llamadas religiones: Mi-tologa y Ceremonias. Si no est el Maestro que revele el Principio Universal que hanrevelado todos los Maestros de la antigedad y de donde han surgido todas las religio-nes; estn vacas y no cumplen su propsito.

    En cualquiera de los casos, las escrituras no son suficiente para alcanzar la expe-riencia directa de Dios, ni la iluminacin, aunque sea la mejor de todas ellas.

    En el mismo Gita dice Krishna:

    Aqul que de verdad desea conocer el Yoga va ms all de las palabras delos libros.

    Bhagavad Gita, 6-44

    Para un sabio dotado de Visin Espiritual, los Vedas tienen tanta utilidadcomo un pozo que ha sido cubierto por una inundacin.

    Bhagavad Gita, 246

    Tambin Jess deca:

    Las escrituras son letra muerta. Por qu no vens a M que soy la Fuentede la Vida?

    Y todos los Maestros han dicho lo mismo, aunque quiz con palabras diferentes:slo a travs del Conocimiento interior de Dios que revela el Maestro Perfecto vivo, sepuede alcanzar la liberacin, el Reino de los Cielos, la Morada de Brahman, el Nirva-na, o como se le quiera llamar. En esta misma vida y sin necesidad de llegar a lamuerte fsica.

    Las Escrituras tan slo cumplen el papel de seales indicatorias. Todas apuntan aun mismo punto: busca al Maestro Perfecto vivo y entrgale tu vida cuando le en-cuentres, pdele que te revele el Conocimiento de Dios y refgiate en Su Gracia.

    ste es, en definitiva, el mensaje central del Gita, en torno al cual gira el dilogoentre Krishna y Arjuna recogido en un poema, escrito en prosa potica de una dulzura

  • El Bhagavad Gita

    16

    incomparable y una sabidura serena y envolvente, propia de quien est en unin conDios.

    Benditos sean los sabios que leyendo esto discriminen y los ignorantes que oyendoestos versos despierten.

    LA TRADUCCION

    De esta obra maestra se han hecho ya muchsimas traducciones a los diferentesdialectos de la India, donde millones de personas leen diariamente el Gita durante todasu vida. Igualmente se ha traducido, y an se contina traduciendo, a las lenguas msimportantes de los pases del resto del mundo. Unas 600 traducciones se han hecho deeste libro en lo que va de siglo. Es una de las obras ms traducidas de la literatura uni-versal.

    El Bhagavad Gita no es solamente un bello poema. En sus dieciocho breves captu-los resume la esencia de los Vedas y la Eterna Doctrina contenida en todas las Escritu-ras Sagradas de todo el mundo. Es la sntesis de la Filosofa Perenne a la que AldousHuxley dedicara uno de sus ms extensos libros, recogiendo retazos de ella sacados dela vida y enseanzas de aqullos que mediante el Conocimiento Unitivo haban experi-mentado de primera mano la Energa que crea, mantiene y destruye el Universo entero,llegando as a ese estado que San Juan de la Cruz describa como:

    Y encontrme en ese saber no sabiendo, toda ciencia transcendiendo.

    En la presente traduccin hemos tratado de evitar todo retoricismo filosfico o tec-nicismo literario que dificultase la comprensin directa e inmediata del mensaje conte-nido en cada verso de este libro revelador.

    Dada mi estrecha familiaridad con el contenido de la obra y siendo consciente deque posiblemente algunos de los lectores de este libro, recurran a l motivados por algoms que simple curiosidad por lo oriental, he traducido esta obra poniendo en ellotodo mi amor y mi dedicacin, pudiendo por ello garantizarles mi profundo respeto porsu mensaje y mi inters de presentarlo ante ustedes tal cul es.

    JULIO PARDILLA

  • El Bhagavad Gita

    17

    DEDICATORIA

    Dedico esta traduccin al Eterno Seor siempre fsicamente manifestado, sea cualfuere el lugar de esta tierra donde ahora se encuentre.

  • El Bhagavad Gita

    18

    CAPITULO 1.

    EL DESALIENTO DE ARJUNA

    DHRITARASHTRA1:

    1.Oh Sanjaya!2 Dime, qu han hecho mis hijos y los hijos de Pandu, reunidos en elcampo santo de Kurushetra3, ansiosos por luchar?

    SANJAYA:

    2. Viendo las huestes de los hijos de Pandu listas para luchar, el rey Duryodhana4 seacerc a su maestro Drona y le habl as:

    3. Contempla, Oh maestro, el aguerrido ejrcito de los pandavas, dispuesto en forma-cin de combate por tu antiguo discpulo, el inteligente hijo de Drupada.

    4. En este ejrcito podemos ver a nobles guerreros y hroes, tan grandes como Bhima yArjuna; mira a Yuyudhana y Virata y el rey Drupada, el del poderoso carro.

    5. Y Dhristhaketu y Chekitana, el rey de los chedis, y el valiente rey de Kashi, y Punejit,Kuntibhoja, y Saibya, el mejor de los hombres.

    1 Dhritarastra es el anciano rey a quien se le cuentan los sucesos de la batalla. Vyasa le ofrece el don

    de recuperar la vista para que pueda ver con sus propios ojos el desarrollo de la lucha entre los kurus y lospandavas, pero ste se resiste rehusando a ello, para no ver cmo mueren sus familiares y seres queridos,que militan en ambos bandos. Slo interviene una vez a lo largo de todo el poema.

    2 Vyasa le dota a Sanjaya, ministro y cochero de Dhritarastra, con los poderes de la clarividencia y de

    la clariaudiencia para que pueda ir notificndole al anciano rey los acontecimientos en el transcurso delcombate. Sanjaya le comenta los hechos y le narra el dilogo entre Krishna y Arjuna.

    3 Kurushetra es el lugar donde se lleva a cabo la lucha, siendo al tiempo el escenario donde dialogan

    los dos protagonistas del Bhagavad-Gita. Su denominacin se debe a Kshetra (campo de accin) y Kuru(antepasado comn a las dos familias). Por esto a los hijos de Pandu se les debera llamar tambin kura-vas, pero la costumbre ha atribuido este apelativo tribal slo a los hijos de Dhritarastra.

    4 Duryodhana es el jefe kuru. A su odio y su deseo de poder se debe el enfrentamiento contra los

    pandavas (primos suyos, con quienes no quera compartir el reino).

  • El Bhagavad Gita

    19

    6. Y Yudhamanyu, ci victorioso, y el poderoso Uttamaujas, y Saubhadra, el hijo de Ar-juna, y los cinco prncipes de la reina Draupadi; todos ellos en sus carros de guerra.

    7. Mas tambin escucha, oh t, el mejor de los dos veces nacido!5, los nombres de losprincipales guerreros de mi ejrcito. Los traer a tu memoria.

    8. T mismo, mi maestro de guerra, y. tambin el sabio y viejo Bhishma. Est Karna, elenemigo de Arjuna y Kripa el victorioso en muchas batallas, tu hijo Ashvatthaman,Vikarna y el hijo de Gonadatta.

    9. Y muchos otros hroes, bien conocidos por su habilidad en el uso de las varias armasy su maestra en la guerra, todos listos para dar su vida por m.

    10. Nuestro ejrcito, encabezado y protegido por Bhishma, es inconquistable; mientrassus ejrcitos, dirigidos por Bhima, fciles son de conquistar.

    11. As pues, firmes todos en vuestras posiciones, protegiendo los diferentes frentes debatalla. Defended a nuestro jefe Bhishma!

    12. Bishma, el viejo y glorioso guerrero de los Kurus, al or esto, con la intencin deenaltecer el desfallecido nimo de Duryodhana, lanz un grito de guerra como elrugido de un len, soplando luego con fuerza sus potentes caracolas.

    13. Y en respuesta, el cielo se llen con un pavoroso estruendo de redobles de tamboresde guerra, cmbalos y trompetas. El clamor que juntos elevaron fue como el trallidode un trueno terrible.

    14. Con lo cual, Krishna6 y Arjuna7 el hijo de Pandu, de pie sobre un carro de guerratirado por caballos blancos, respondieron al reto haciendo sonar sus divinas cara-colas.

    5 Se designa con la expresin dos veces nacidos a los iniciados en el Conocimiento sagrado; pues

    esta iniciacin en la cual se abre el tercer ojo (ojo interior espiritual), con el que se tiene la visin de laLuz Divina interior es considerada corno un segundo nacimiento al Espritu.

    6 Krishna, primo de los pandavas, se niega a tomar parte activa en la lucha, y por eleccin de su ami-

    go Arjuna, permanece junto a l como su auriga. Adems de una encarnacin divina, Krishna es tambinBrahman, la Realidad ltima.

  • El Bhagavad Gita

    20

    15. Krishna, el Seor del alma, sopl su caracola Pandrajanya, y Arjuna la suya Devad-hata. Su hermano Bhima, el de tremendas hazaas, sopl su gran caracola Paundra.

    16. El rey Yudhishtriya8, el hermano mayor de los cinco prncipes pandavas, sopl sucaracola Anantavij aya (eterna victoria); y Nakula y Sahadheva la Sughosha (dulcesonido) y Manipushpaka9 (joya incrustada), respectivamente.

    17. Y tambin el rey Kashi, de poderoso arco, y Sikhaudi el del gran carro, Drishtad-yumna, Virata y Satyaki, el nunca vencido.

    18. Y el rey Drupada, seor de la tierra, y los cinco descendientes de su hija Draupadi, ySubhadra, el hijo de Arjuna, de poderoso brazo; todos hicieron sonar sus caracolasde guerra por doquier.

    19. Con el sonido de tan aterrante clamor, temblaron el cielo y la tierra; al igual que loscorazones de los hijos de Dhritarashtra, Duryodhana y sus guerreros.

    20. Entonces Arjuna el hijo de Pandu, cuyo emblema simblico era un mono, al ver alos hijos de Dhritarashtra en formacin de combate y dispuestos a lanzar al vuelosus primeras flechas, tom su arco Gandiva10 y as habl a Krishna, el Seor de loshombres.

    ARJUNA:

    21. Oh Krishna inmortal! Te ruego que conduzcas mi carro y lo pongas en medio de losdos ejrcitos.

    7 A Arjuna se le llama en el Gita con diferentes nombres, que son como apelativos: Kaunteya, Partha,

    hijo de Pandu, Baratha, Gudakesha, Parantapa, Dhananjaya. Aunque para simplificar la comprensin delmensaje esencial, los hemos unificado usando siempre Arjuna. Es el tercero y el ms destacado e impor-tante de los hermanos pandavas. A partir de su negativa a entrar en el combate, empieza el dilogo conKrishna, quien con su sagrada sabidura le hace ver el por qu debe luchar.

    8 Yudishtriya es el mayor de los hermanos pandavas y heredero del reino. Aqul que perdi su reino y

    su esposa en un juego de apuestas con Duryodhana, en el que los dados estaban trucados y manejados porun compinche de este segundo. Los otros cuatro hermanos son: Bhima, Arjuna, Makula y Sahadeva.

    9 Panchayanya, Devadaha, Paundra, Anantaijaya, Sughosha y Manipushpaka son una especie de

    cuernos de guerra a los que se haba llegado a personificar mediante nombres.10

    Gandiva es el nombre del arco de guerra de Arjuna.

  • El Bhagavad Gita

    21

    22.De este modo podr ver a los guerreros Kurus tan deseosos de lucha, con quienes metengo que enfrentar ahora, al comienzo de esta batalla.

    23.As podr contemplar a aqullos que aqu han venido preparados y ansiosos de lucha,para combatir por los perversos deseos del hijo de Dhritarashtra.

    SANJAYA:

    24.Cuando Krishna escuch las palabras de Arjuna, condujo su glorioso carro hasta co-locarlo en medio de los dos ejrcitos.

    25. Y situndose enfrente de Bhishma, Drona y otros prncipes, habl as el Seor de loshombres: contempla, Oh Arjuna, los ejrcitos de los Kurus reunidos en el campo debatalla.

    26. Entonces Arjuna vio en ambos ejrcitos a padres, hijos, abuelos, nietos, hermanos,tos, suegros, maestros y amigos.

    27. Cuando Arjuna vio a sus seres queridos encarados unos a otros en lneas de comba-te, se le inund el corazn de tristeza, y con desaliento y pesar dijo estas palabras.

    ARJUNA:

    28. Oh, Krishna! viendo a mis familiares preparados para la batalla, mis prpados des-fallecen y se cierran; y mi boca se seca y queda amarga, temblores recorren micuerpo y mi cabello se eriza con horror.

    29. Mi arco Gandiva cae de mis manos, el pecho me arde, y mis msculos desfallecenpudiendo apenas mantenerme en pie, pues mi mente vaga en todas las direcciones.Presiento malos augurios.

    30. Oh, Krishna! Por qu matar a mis propios familiares en el fragor de la batalla?

    31. No veo ninguna gloria en ello. No tengo deseos de victoria.

  • El Bhagavad Gita

    22

    32. Oh, Krishna! Ni siquiera por el reino y todos sus placeres. Cmo podemos quererun reino, o sus placeres o incluso la vida?

    33, Cuando aqullos para los que desearamos ese reino y esos placeres, y los goces dela vida, estn aqu en este campo de batalla, a punto de perder su vida y sus rique-zas.

    34. Listos, y dispuestos a exponer su vida en esta batalla, se encuentran: maestros, pa-dres, hijos, abuelos, nietos, padres, yernos y esposos de esposas que solas quedan.

    35. De ningn modo quiero daarles, oh Krishna. Incluso aunque deseasen matarme. Nolos daara ni por el imperio de los tres mundos11; menos an, por un reino en estatierra.

    36. La desgracia recaera sobre nosotros, si matamos a estos hombres; aunque sean ma-los. Qu gozo encontraramos en su muerte, oh Krishna, liberador de las almas?

    37. Acaso puedo matar a mis familiares, los hijos del rey Dhritarashtra, hermano de mipropio padre? Qu felicidad obtendramos matando a nuestros seres queridos en labatalla?

    38. Aunque ellos, con sus mentes obcecadas por la codicia, no tengan ningn reparo endestruir una familia, ni en traicionar a sus propios amigos.

    39. Nosotros no deberamos hacer esto, ya que vemos maldad en la destruccin. Nocrees que deberamos cuidarnos de cometer semejante fechora?

    40. Con la destruccin de una familia desaparecen sus virtudes y tradiciones, y al faltarestas virtudes, la iniquidad corroe el seno de la familia.

    41. Cuando esto sucede, Oh Krishna, las mujeres de esa familia se corrompen, y su co-rrupcin origina gran confusin en las castas y en el orden social12.

    11 Habitan el mundo terrestre los hombres y animales que se encuentran por encima de los siete pa-

    talas, donde viven demonios y seres de naturaleza inferior. Debajo de ellos se hallan los infiernos (nara-kas), donde expan sus penas los pecadores. El paraso est sobre el mundo terrestre, en l se encuentranlas moradas de beatitud habitadas por dioses y sabios.

    12 Con el paso de la India vdica a la Edad heroica, qued constituido as el sistema de castas (yama):

    La principal es la brahmnica, que se supone que sali de la boca de Brahma. Est compuesta por sacer-

  • El Bhagavad Gita

    23

    42. Este desmn llevar a la familia y a los destructores de la familia a un destino fatal.Los espritus de sus muertos sufrirn en el infierno al verse privados de las ofrendasy los ritos funerarios.

    43. El delito de los destructores de la familia, cuyo resultado es el desorden social, des-truye la nobleza del nacimiento, los antiguos ritos y los altos valores.

    44. Y, oh Krishna, los hombres cuyas virtudes familiares estn corrompidas, son conde-nados al infierno. As nos ha sido dicho.

    45. Oh mal da! Qu espritu maligno ha posedo nuestras mentes, cuando aqu esta-mos, dispuestos a matar a nuestra propia gente en el campo de batalla por un reinoterrenal.

    46. Ms me valdra que los hijos de Dhritarashtra, encontrndome desarmado y sin ofre-cer resistencia, me aniquilasen en medio de la lucha.

    SANJAYA:

    47. As habl Arjuna en el campo de batalla; y dejando a un lado su arco y sus flechas,con su alma inundada por la desesperacin y la pena, se desplom abatido sobre elasiento de su carro.

    dotes cuya labor principal es estudiar los libros sagrados y cumplir los ritos. La siguiente casta es laKshatrya o Chatria, proviene de los brazos de Brahma. Eran los guerreros, reyes, nobles, prncipes y amosde grandes extensiones. La tercera casta es la Vaisya, que segn la tradicin sali del vientre y los muslosde Brahma. Eran comerciantes y agricultores. Por ltimo los Sudras vienen de los pies. Era la casta impu-ra formada por los siervos y parias.

  • El Bhagavad Gita

    24

    CAPITULO 2.

    MUNDO, ILUSION Y MUERTE

    SANJAYA:

    1. Elevse el espritu de Krishna, y as habl a aqul cuyos ojos estaban llenos de lgri-mas, sumido en la desesperacin y la pena, su amigo Arjuna.

    KRISHNA:

    2. Es indigno de un noble como t dejarse atrapar por el desaliento en el momento de lalucha. Cmo es posible? Esto no te har ganar ni el cielo ni la tierra.

    3. No desfallezcas Arjuna! Esto no es propio de un hombre como t. Sobreponte a esemediocre desaliento y levntate como el fuego que quema todo lo que encuentra a supaso.

    ARJUNA:

    4. Deber disparar mis flechas contra el hermano de mi abuelo, el grande y venerableBhishma? Deber matar con mis flechas a mi maestro Drona, por quien siento vene-racin?

  • El Bhagavad Gita

    25

    5. Preferira antes vivir de la mendicidad que alimentarme con comida real sabiendo asangre. No puedo matar a mis maestros, aunque ahora estn turbados por la codicia;an son mis sagrados maestros.

    6. No s cual de los dos bandos sera mejor que ganase. No s si deseara vivir despusde ver muertos a los hijos de mi to el rey Dhritarashtra.

    7. En lo ms profundo de mi alma, siento desolacin. Mi mente no puede discernir cules mi deber. Como tu discpulo, vengo a Ti en splica, en Ti busco refugio; por favor,s la luz que aparte la oscuridad de mi confusin.

    8. Ni el reino de este mundo entero, ni el reino de los dioses en el cielo, pueden apaci-guar el fuego de la pena que quema mis entraas.

    SANJAYA:

    9. As habl Arjuna, completamente abatido, al ecunime Krishna: No luchar!, dijo,y qued en silencio.

    10. Krishna sonri a Arjuna con ternura. Y all, entre los dos ejrcitos, la voz de Dios semanifest con estas palabras:

    KRISHNA:

    11. Te afliges por quienes no lo merecen, y tus palabras no son palabras de sabidura.Un sabio no siente lstima por los que viven, ni tampoco por los que mueren. Lavida y la muerte no son diferentes.

    12. Siempre hemos existido: tanto yo, como t, como esos reyes. Y existiremos porsiempre y para siempre.

    13. Al igual que el alma experimenta la infancia, la juventud y la vejez, sin verse afecta-da por las mutaciones de este cuerpo; as tambin tomar otro cuerpo despus de lamuerte. En un sabio no cabe duda acerca de esto.

  • El Bhagavad Gita

    26

    14. Oh, Arjuna! El mundo de los sentidos nos produce sensaciones de fro y de calor,de placer y de dolor. Todas estas sensaciones vienen y se van; son transitorias.Elvate sobre ellas, alma vigorosa!

    15. El hombre que no es afectado por los sentidos; ni por el placer ni por el dolor, stees merecedor de vida eterna.

    16. Lo irreal nunca ha existido; lo Real nunca ha dejado de existir. Con certeza, estaverdad slo la han podido entender los autnticos buscadores de la verdad.

    17. El Espritu es indestructible e imperecedero; todo lo penetra. Nadie puede destruirese Ser Inmutable.

    18. A pesar de que estos cuerpos tendrn un fin, habita en todos estos cuerpos, mas estms all del tiempo: el Espritu es inmortal e infinito. As pues, participa en la lu-cha, noble guerrero!

    19. Tanto el que piensa que el alma mata, como el que cree que puede ser muerta, am-bos son ignorantes. Ni puede matar ni puede ser muerta.

    20. El Espritu nunca nace y nunca muere: es eterno. Nunca ha nacido, est ms all deltiempo; del que ha pasado y el que ha de venir. No muere cuando el cuerpo muere.

    21. Cuando un hombre reconoce el Espritu como no nacido, imperecedero, inmutable eindestructible, cmo podra este hombre matar o ser muerto?

    22. Al igual que un hombre se quita un vestido viejo y se pone otro nuevo, el Esprituabandona su cuerpo mortal para tomar otro nuevo.

    23. Ningn arma puede herir al Espritu, ni el fuego puede quemarlo, ni el agua puedemojarlo, ni el viento puede arrastrarlo.

    24. Ms all del poder del fuego, de la espada, del agua y del viento, el Espritu es eter-no, inmutable, omnipresente, inamovible, y siempre uno.

    25. El Espritu est ms all del cambio y del pensamiento; los ojos mortales no puedenverlo. Reconoce que el Espritu es lo nico que permanece y cesa de sollozar.

  • El Bhagavad Gita

    27

    26. Aunque el alma estuviese destinada irremisiblemente al ciclo de nacimientos ymuertes una y otra vez, no deberas, an as, sentirte turbado por la tristeza.

    27. Ciertamente, todo lo que tiene un principio ha de tener un fin. La muerte es el finalseguro para quien ha nacido. Pero es igualmente seguro que quien ha muerto ha derenacer. As pues, no deberas afligirte por lo inevitable.

    28. Invisibles son todos los seres antes de su nacimiento, e invisibles volvern a ser des-pus de su muerte. Slo en el transcurso entre estos dos estados invisibles, resultaposible que los podamos ver. Siendo esto verdad, por qu afligirse?

    29. Alguien puede creer en el Espritu, como la visin de una maravilla, y nos lo descri-be como tal. Mientras que otros tan slo han odo que es maravilloso; pero an ha-bindolo odo, ninguno de los dos lo conoce en verdad.

    30. El Espritu inmortal mora en todos los seres y la muerte no puede afectarlo. Repon-te, pues, de tu tristeza.

    31. Por esto, piensa en tu deber y no dudes. No hay mayor honor para un guerrero queparticipar en una lucha por el restablecimiento de la virtud.

    32. Oh, Arjuna! Hay una batalla que ganar antes de que nos sean abiertas las puertasdel cielo. Felices son aqullos guerreros cuya actitud es participar en esa guerra!

    33. Y no luchar por la justicia es traicionar tu deber y tu honor; es despreciar la virtud.

    34. Los hombres hablarn de tu deshonor, tanto ahora como en tiempos venideros. Ypara un hombre noble, el deshonor es peor que la muerte.

    35. Los guerreros dirn que por miedo desertaste del campo de batalla. Y todos aqullosque antes te hacan alabanzas, ahora te harn escarnio.

    36. Tus enemigos te llevarn al descrdito ponindote en ridculo, olvidando tus proezasy diciendo cosas indignas de ti. Puede haber, para un guerrero, mayor vergenzaque sta?

  • El Bhagavad Gita

    28

    37. Si mueres, obtendrs gloria en el cielo. Y si sales victorioso, obtendrs tu gloria enla tierra. As pues, levntate, Arjuna, con tu nimo listo para la lucha!

    38. Permanece en paz, tanto en el placer como en el dolor; en la victoria, tanto como enla derrota; tanto si ganas como si pierdes. Preprate para la guerra con tu alma tran-quila; si ests en paz, no hay pecado.

    39. As pues, escucha la sabidura del Yoga: camino de la libertad de ataduras y de loeterno. sta es la sabidura Sankhya: la visin de lo eterno.

    40. En este camino, ningn esfuerzo es baldo, ni existe posibilidad de desgracia. Hastael ms mnimo progreso supone liberacin de tus miedos.

    41. El nico pensamiento que debe ocupar la mente de quien anda este camino es de-terminacin. La mente de aqullos que no tienen determinacin desvara perturbadapor un aluvin de pensamientos.

    42. Hay hombres que, aun careciendo de visin espiritual, hablan ostentosamente conversatilidad y usando muchas palabras; siguen los Vedas13 al pie de la letra y afir-man que eso es todo lo que hay que saber.

    43. Sus almas estn embadurnadas con deseos mundanos y slo buscan la satisfaccinde deseos materiales. La recompensa para stos es nacer una y otra vez.

    44. Aqullos que aman el poder y el placer, se entregan a esas experiencias, carecen dela firme determinacin, necesaria para hacerse uno con el Uno. Ejecutan ceremo-nias que les prometen poder y placeres.

    45. El mundo de los Vedas est sometido a las influencias de los tres Gunas14. Oh, Ar-juna! Elvate y lbrate de ellos; permanece en la Verdad que est ms all de todos

    13 Los cuatro Vedas: Rig-Veda, Yajur-Veda, Sama-Veda y Atharva-Veda, junto con algunos Upa-

    nishads, forman el cuerpo de los libros ortodoxos de la India, conocido como Sruti (lo odo), esto es, elcuerpo de la Revelacin. La otra gran divisin es la Smriti (lo recordado), trmino con el que se designa alos libros no basados en la revelacin directa, sino en la tradicin. A este ltimo grupo pertenecen losSutras (enseanzas de sabios y Maestros as como obras jurdicas y textos sobre rituales menores), losPuranas (antologas de leyendas, cosmogonas y saber teolgico, astronmico y natural). El Ramayana, elMahabharata y los Trantras (recopilaciones relativamente cercanas, a las que se conocen con el nombre dequinto Veda, por cuanto se supone que fueren directamente reveladas por Shiva) estn dentro de los Pura-na.

  • El Bhagavad Gita

    29

    los pares de opuestos15. Ve ms all de las posesiones y las ganancias. Recupera tupropia alma!

    46. Para un sabio dotado de visin espiritual, los Vedas tienen tanta utilidad como unpozo que ha sido cubierto por una inundacin.

    47. Concentra tu mente en tu trabajo, pero nunca permitas que tu corazn se apegue alos resultados. Nunca trabajes por amor a la recompensa, y realiza tu trabajo conconstancia y regularidad16.

    48. Realiza tu trabajo en la paz del Yoga, lejos de todo deseo egosta; desapegado delxito, tanto como del fracaso. La paz del Yoga es estable y permanente, pues traeequilibrio a tu mente.

    14 Los Gunas o elementos constitutivos de la materia son tres: Sattva, (estado ideal, perfeccin, clari-

    dad, quietud), Rajas (actividad creativa), y Tamas (oscuridad, inercia ablica, ceguera espiritual). Sattvaes la armona, Rajas es la actividad, la pasin, la fuerza que nos ayuda en la lucha por la vida, y Tamas esel caos, lo inerte, lo obtuso. De la combinacin de los tres Gunas surge el antahkarana (rgano interno)compuesto por otros tres derivados:

    Ahankara: el hacer (kara), el yo (aham), lo constituyen los rganos de la percepcin y nervioso-motrices; transmite a el buddhi los datos de la conciencia. Estos datos los atribuye equivocadamente alalma, que se halla presente sin participar, pero sin la cual nada sera posible.

    Buddhi: es el juicio, la discriminacin. Abarca la totalidad de las experiencias transmitidas porahankara. Es el principio que se halla tras las funciones del yo.

    Manas: el intelecto est relacionado directamente con ahankara. Es el encargado de recibir, coor-dinar y transmitir las informaciones y las impresiones recibidas a travs de los sentidos.

    Ahankara, por su parte, est dividida en dos grupos: Las diez funciones; admiten una doble vertiente constituida por los cinco jinanendriya y los cinco

    karmendriya. Los primeros son los rganos de la percepcin (vista, odo, gusto, olfato y tacto). Los se-gundos son los rganos de la accin (lengua, manos, pies, los rganos de la excrecin y los reproducto-res).

    Los cinco tanmatras (segunda divisin de ahankara), estn formados por cinco elementos sutiles:sabda (sonido), sparsa (tacto), rupa (color y forma), rasa (sabor), gandha (olor) y por cinco elementosdensos: ter, aire, fuego, agua y tierra. El Yoga pretende la separacin del prakriti y el purusha.

    15 Trascender los pares de opuestos (dvandva); bueno-malo, positivo-negativo, placer-dolor. Superar

    tal limitacin e instalarse en el dominio de la no-dualidad (advaitam), es lo necesario para lograr la unincon la Realidad ltima.

    16 Dharma es el cumplimiento del deber de un modo totalmente desinteresado. Es tambin traducido

    por: rectitud, justicia, recto discernimiento, camino del bien.

  • El Bhagavad Gita

    30

    49. La accin realizada en la sabidura del Yoga es muy superior a cualquiera otra reali-zada con fines interesados. Tu salvacin est en la sabidura. Qu desgraciados sonaqullos que trabajan por una recompensa!

    50. La sabidura lleva al hombre ms all de lo bueno y lo malo. Encuentra pues la sabi-dura: el Yoga17 es la sabidura en accin.

    51. Los sabios conocedores de la autntica sabidura ejecutan su trabajo desapegados desu recompensa. Y libres as de la esclavitud al nacimiento18, obtienen con seguridadla salvacin.

    52. Una vez que hayas cruzado el profundo ocano de Maya19 estars an ms all de loque hay escrito en cualquier escritura; ya sea de tiempos pasados o los que han devenir.

    53. Cuando tu mente est confusa por la controversia de tantas escrituras contradicto-rias, debers concentrarla en la contemplacin divina: as alcanzars la Meta Su-prema del Yoga20.

    ARJUNA:

    54. Oh, Krishna! Cules son los sntomas que permiten reconocer a un hombre sa-bio21, dotado de visin divina? De qu modo habla? Cul es su silencio? Cmoacta?

    17 Yoga es la meditacin para la unin con la Realidad ltima. En consecuencia, el Yoga es el sende-

    ro espiritual que conduce a la fusin con lo absoluto. Literalmente, significa yugo, unin: es el equiva-lente al re-lgere latino de donde proviene el trmino religin.

    18 La superacin de la dualidad lleva a un estado de perfeccin, de liberacin del samsara, por lo cual

    ya no se ha de volver a reencarnar para gozar o sufrir de las consecuencias del Karma, pues ha sido anula-da.

    19 Maya, es la materia que, formando el universo, se forma a s misma. Es la ilusin del mundo, la ig-

    norancia, el mundo relativo y engaoso que perciben nuestros sentidos y que debe ser superado para lle-gar a la unin con la Conciencia Universal.

    20 Samadhi, o xtasis en la contemplacin de la Luz Divina, es la ltima etapa para lograr la libera-

    cin. Disolucin total de la conciencia en la Santa Palabra: energa vital.21

    Jivanmukta, se llama as al liberado en vida: ha superado los obstculos de prakriti pero an per-manece en el mundo relativo de los pares opuestos.

  • El Bhagavad Gita

    31

    KRISHNA:

    55. Cuando un hombre se libera de todos los deseos que anidaban en su corazn, y porla gracia de Dios encuentra la dicha divina, entonces su alma descansa definitiva-mente en paz.

    56. El que no es perturbado por las penas ni anhela las alegras, ya desapegado de losplaceres y estando ms all de la pasin: ste es un sabio de mente equilibrada.

    57. Quien no se regocija en la fortuna y los bienes, ni se apena en el infortunio o la en-fermedad; aqul que donde quiera que est est libre de ataduras, sin duda poseesuprema sabidura.

    58. Quien, al igual que la tortuga, vierte su conciencia hacia dentro, replegando sus sen-tidos de atraccin que ofrecen los placeres externos, ste posee ecunime sabidura.

    59. Cuando un hombre repliega sus sentidos, los placeres desaparecen, pero no el deseode tenerlos. ste slo desaparece cuando el alma ha obtenido visin de lo supremo.

    60. La impetuosa voluptuosidad de los sentidos arrastra a la mente hacia las cosas exter-nas, perturbando as a los hombres sabios, buscadores de la perfeccin.

    61. Hay que retraer la conciencia de los sentidos y verterla en la armona interior sen-tndose pues en meditacin y con devocin, el alma encuentra descanso en M.Cuando los sentidos estn en armona, se obtiene serena sabidura.

    62. El apego surge del deleite en los placeres de los sentidos; del apego surge el deseo ydel deseo, la lujuria y el ansia de posesin; y esto conduce a la pasin y a la ira.

    63. La pasin turba a la mente y merma la memoria, hacindonos olvidar nuestro deber.Esto acarrea la insensatez, y la insensatez lleva al hombre a la destruccin.

    64. Pero el alma que a pesar de estar en el mundo de los sentidos, mantiene sus sentidosbajo control est libre de apego y descansa serena.

  • El Bhagavad Gita

    32

    65. En esta paz mental, toda tristeza o sufrimiento desaparecen, pues esa paz es sabidu-ra y en ella el corazn encuentra sosiego.

    66. Un hombre sin disciplina, jams obtendr sabidura, ni tampoco contemplacin. Sincontemplacin no puede haber paz, y sin paz, cmo puede haber gozo?

    67. Pues cuando la mente vaga tras los placeres de los sentidos, la pasin perturba susabidura, igual que el viento empuja un cascarn sobre las aguas.

    68. El hombre que aparta sus sentidos de los placeres externos obtiene serena sabidura.

    69. Cuando es noche para los dems seres, el hombre disciplinado despierta a la Luz. Ylo que es da para los dems seres, para el sabio que puede ver, es noche.

    70. Al igual que todas las aguas fluyen hacia el ocano, y no por eso el ocano se des-borda, el sabio, aunque le surjan deseos, permanece en unidad inquebrantable consu paz interior.

    71. El hombre que abandona el orgullo de la posesin, libre del sentimiento del yo yde lo mo, alcanza la paz suprema.

    72. Este es, oh Arjuna, el hombre que descansa en Brahman. Al reconocerle desaparecetoda ilusin. Aunque esto ocurriese en el ltimo momento de la vida de un hombresobre esta tierra, ste puede alcanzar el Nirvana Supremo: este hombre encontrarpaz en la unin con Dios.

  • El Bhagavad Gita

    33

    CAPITULO 3.

    LA ACCION

    ARJUNA:

    1. Oh, Krishna! Si tu enseanza es que el desapego es superior a la accin, cmo en-tonces me pides que ejecute la terrible accin de la guerra?

    2. En esta contradiccin de tus palabras, mi mente encuentra confusin. Aclrame, te loruego, por qu camino puedo alcanzar lo Supremo?

    KRISHNA:

    3. Antes te he hablado, oh prncipe sin mcula, de dos caminos que conducen a la per-feccin, el de la sabidura de los Sankhyas22, Jana Yoga23, y el camino de la accinde los yoguis, el Karma Yoga.

    22 El Sankhya, fundado por Kapila (un Avatar), miles de aos a. C., aunque uno de los textos ms re-

    levantes de esta escuela, se acab de componer en el siglo xv. Esta doctrina se basa en la distincin delalma (purusha) y naturaleza (prakriti). Si bien prakriti es simple, su manifestacin se lleva a cabo me-diante tres poderes, cualidades o elementos, llamados Gunas. En prakriti esos aspectos o cualidades sehallan en perfecto equilibrio, formando una misma cosa. Si uno de los Gunas predomina ms que losotros dos (que es lo normal), da lugar al mundo diverso de las inclinaciones naturales de las diferentescriaturas, tal y como es percibida por nuestros sentidos. Sostiene tambin que cada una de las mltiplesalmas que se encuentran ur das a la naturaleza material estn inexorablemente sometida. a la transmigra-cin (samsara), como resultado de nuestros actos. El Sankhya busca salvar al purusha de la esclavitud delsamsara (del ciclo de nacimientos y muertes provocado por el karma). As su fin ltimo es la liberacin(moksha). Yoga significa yugo, unin. Unin con lo divino. Tambin tiene sentido de sendero o caminoespiritual.

    23 Jana o sacrificio es la prctica del culto mediante ofrendas: dedicar al Ser Supremo las acciones

    que se efectan con desapego; actos que se realizan en pro de otro sin esperar recompensa.

  • El Bhagavad Gita

    34

    4. El desapego en la accin no es alcanzable mediante la pasiva inactividad. Ni la su-prema perfeccin es alcanzable por la mera renuncia.

    5. Pues el hombre no puede estar inactivo ni por un momento. Todo es impulsado a laaccin irremediablemente por las tres fuerzas de la naturaleza: los tres Gunas.

    6. Aqul que se abstiene de la accin, mas no aparta su mente de los placeres de lossentidos, vive en la ilusin y es un falso seguidor del Camino.

    7. Pero aqul que, manteniendo todos sus sentidos bajo control y libre de apego, se en-trega al camino del Karma Yoga, de la accin sin apego, ste es un gran hombre enverdad.

    8. Haz tu tarea en la vida, porque la accin es superior a Ja inaccin. Ni siquiera el cuer-po podra subsistir, si no hubiese actividad vital en l.

    9. En este mundo somos esclavos de la accin, a menos que sta se convierta en adora-cin. Realiza tus acciones con pureza, libres de la esclavitud al deseo.

    10. As lo hizo saber el Creador cuando hizo al hombre y sus obras como adoracin:Adorndole con tus obras multiplicars y colmarn todos tus deseos, dijo.

    11. As complacers a los Dioses y ellos te complacern a ti. Y en esta armona conellos, podrs alcanzar el bien supremo.

    12. Satisfechos los Dioses por tu sacrificio, te colmarn todos los deseos. Slo un ladrngoza de sus dones y nos los ofrece en sacrificio.

    13. Los santos que comen de los alimentos que son ofrecidos al Seor, quedan libre depecado. Mas la gente mundana que hacen fiestas para gozar de la comida, de estemodo pecan.

    14. El alimento da vida a los seres, y ste proviene de la lluvia cada del cielo. El sacri-ficio atrae la lluvia del cielo; es una accin sagrada.

  • El Bhagavad Gita

    35

    15. La accin sagrada, tal y como describen los Vedas, se ofrece a lo Eterno. Y lo Eter-no es Brahman, el que todo lo penetra; por lo cual, est siempre presente en todosacrificio.

    16. ste es el ciclo de la Rueda de la Ley en continuo movimiento, y en vano vive elhombre que, malgastando su vida en placeres, no ayuda a este ciclo.

    17. Pero el hombre que se deleita en el Espritu, y en l encuentra su satisfaccin y supaz, ese hombre est ms all de las leyes de la accin.

    18. En verdad, est ms all de lo que se ha de hacer y de lo que no se ha de hacer, ypara realizar su trabajo ya no necesita depender de la ayuda de los seres mortales.

    19. Por lo cual, acta sin apegos y realiza el trabajo que debas hacer, pues el hombrecuyo trabajo es puro obtiene sin duda lo Supremo.

    20. El rey Janaka24 y otros guerreros alcanzaron la perfeccin siguiendo el camino de laaccin. Considera siempre el bien como tu meta y realiza tu tarea en esta vida.

    21. En las obras de los mejores hombres, los dems encuentran su ejemplo a seguir. Elsendero por donde anda un gran hombre se convierte en una gua para el resto de lahumanidad.

    22. Oh, Arjuna! no hay nada que Yo deba hacer en ninguno de los tres mundos, puesmos son. No hay nada que tenga que conseguir, porque lo tengo todo. Sin embar-go, an acto.

    23. Pues si Yo no estuviese en continua accin de un modo incansable, los hombres queahora viven siguiendo los muchos y diversos caminos adoptaran la pasiva inaccin.

    24. Si yo no hiciera Mi trabajo, estos mundos seran destruidos. Se originara un grancaos y todos los seres se extinguiran.

    25. Al igual que el ignorante ejecuta sus acciones apegado al resultado de ellas, el sabiotrabaja desinteresadamente para el bien de toda la humanidad.

  • El Bhagavad Gita

    36

    26. El sabio no debe confundir la mente de los ignorantes que actan apegados al resul-tado de sus acciones; ms bien, debe ejecutar sus acciones con desapego y devociny as estimularlos a que hagan lo mismo.

    27. En este mundo temporal todas las acciones suceden por intervencin de los tres Gu-nas, fuerzas de la naturaleza. Mas el hombre, engaado por la ilusin del Yo,piensa: Yo soy el hacedor.

    28. Pero el conocedor de la relacin entre las fuerzas de la naturaleza y las acciones ma-nifiestas, sabe que algunas fuerzas de la naturaleza trabajan sobre otras. Libre en-tonces de su esclavitud, ya no pretende ser el hacedor.

    29. Aqullos que viven sometidos a la ilusin de los tres Cunas, se ven afectados por susinfluencias. Mas no perturbe el sabio, que conoce el Todo, al ignorante que an nopuede verlo.

    30. Ofrceme todas tus acciones, y no hagas caso a tu mente, depositndola en lo Su-premo. Libre de pensamientos egostas y esperanzas banales, lucha, sintiendo la pazen tu interior.

    31. Todos aqullos que sigan mi doctrina y tengan fe en M, realizando su trabajo conpureza y buena voluntad, definitivamente encuentran libertad.

    32. Pero todos aquellos hombres ciegos que no siguen mi doctrina y actan con maldad,guiados por su mente confusa, perdidos estn.

    33. Al igual que todos los seres siguen el orden de la naturaleza, tambin el sabio actade acuerdo con los impulsos de su propia naturaleza. Qu necesidad hay de deso-bedecerla?

    34. El odio y la ansiedad por las cosas de este mundo provienen de la naturaleza inferiordel hombre. Malo es caer bajo estas dos influencias, pues son los dos enemigos delque recorre este camino.

    24 Janaka era un rey de la antigedad que por sus obras se ha convertido en un smbolo de karma-

  • El Bhagavad Gita

    37

    35. Aunque tu trabajo sea humilde, realzalo sin sentir preferencia por otros ms impor-tantes. Morir cumpliendo nuestro deber es la vida, mientras que vivir envidiando elde otros es la muerte.

    ARJUNA:

    36. Oh, Krishna! Qu misterioso poder empuja al hombre a actuar pecaminosamente,incluso sin quererlo, como si no tuviese voluntad?

    KRISHNA:

    37. La ansiedad y la ira, que surgen de la pasin, son la fuente de maldad y el foco dedestruccin: reconcelas como enemigas del alma.

    38. El deseo lo oscurece todo, al igual que el humo oscurece el fuego y el polvo impideque el espejo refleje la imagen, al igual que el feto est cubierto por su envoltorio.

    39. El deseo enturbia la sabidura; es el eterno enemigo del sabio. Al igual que el fuegotoma infinitas formas, lo mismo hace el deseo; y an as, no puede encontrar satis-faccin.

    40. El deseo encuentra cobijo en los sentidos y la mente del hombre. Tras lo cual entur-bia la sabidura, produciendo as la ceguera del alma.

    41. Oh, Arjuna! Controla tus sentidos, eliminando tus deseos impuros; pues son losdestructores de la sabidura y la visin espiritual.

    42. Enorme se dice ser el poder de los sentidos. Pero an ms poderosa que los sentidoses la mente. Y an ms poderosa que la mente es Buddhi, la razn. Pero an msgrande que la razn es el Espritu, que habita en todos los hombres y en todo lo queexiste.

    yogui: quien realiza su trabajo desinteresadamente y sin apego.

  • El Bhagavad Gita

    38

    43. Conoce pues a Aqul que est por encima de la razn, y deja que Su paz te d paz.S un autntico guerrero y mata el deseo, que es el ms poderoso de los enemigosdel alma.

  • El Bhagavad Gita

    39

    CAPITULO 4.

    LA SABIDURIA

    KRISHNA:

    1. Yo revel este eterno Yoga a Vivasvan, el sol, padre de la luz. Y ste a su vez se lorevel a Manu25, el padre del hombre e hijo de Vivasvan. Y Manu a su vez lo revel asu hijo, el rey Ikshvaku, el santo.

    2. Y as sucesivamente fue revelado de padres a hijos, siguiendo la dinasta de los Rajar-sis (reyes santos). Pero sobreviniendo la decadencia, los hombres olvidaron este Co-nocimiento, hace ya muchsimo muchsimo tiempo.

    3. Mas hoy, este Conocimiento eterno te est siendo revelado por M. Por tu amor porM, y porque soy tu amigo, te revelo este Secreto Supremo.

    ARJUNA:

    4. T naciste despus que el sol; el sol ya exista antes que T. Por esto, no entiendo quequieres decirme cuando proclamas: Yo revel este Yoga a Vivasvan.

    25 Vivasvan y Manu fueron maestros de la antigedad. Manu surgi de Brahma y fue el prognere de

    la especie humana.

  • El Bhagavad Gita

    40

    KRISHNA:

    5. Oh, Arjuna! Yo he nacido muchas veces y lo mismo t, Arjuna. Pero Yo recuerdotodas mis vidas pasadas, mientras que t las has olvidado.

    6. A pesar de que nunca nac, pues soy eterno e imperecedero, soy el Seor de todo; pormedio de mi maravilloso poder, vengo a este mundo manifiesto.

    7. Siempre que el bien decae extinguindose poco a poco, predominando en su lugar lamaldad y el orgullo, Mi Espritu se manifiesta en forma humana sobre esta tierra26.

    8. Para salvar a aqullos que hacen el bien y destruir a aqullos que actan con maldad,para as restablecer el reino de la Verdad, Yo vengo a este mundo era tras era.

    9. Aqul que me reconoce como Dios y me adora con sus obras, se liberar del ciclo denacimientos y muertes despus que abandone su cuerpo fsico; pues ciertamente vienea M.

    10. Todos aqullos que han venido a M con confianza, han quedado llenos de mi Esp-ritu. Y mi paz les ha librado de la esclavitud a las pasiones, los miedos y la ira; pu-rificndose as en el fuego de la sabidura.

    11. Segn la manera en que los hombres se abren a M, as yo me muestro a ellos. Tal ycomo me aman, yo les amo. Pues, aunque muchos son los senderos del hombre, fi-nalmente todos llegan a M.

    12. Aqullos que buscan placeres y poderes en esta tierra ofrecen sus obras a los diosesde la tierra. Pues las obras que los hombres hacen en este mundo traen rpidamentexito y poder.

    13. El orden de las cuatro castas surgi de M, en concordancia a la naturaleza de susacciones y la condicin de su Karma27. Pero has de saber que, aunque soy el autor,Yo estoy ms all de las acciones; soy eterno e inmutable.

    26 Cada vez que lo divino toma forma corporal, se dice que se ha producido un Avatar (descenso). El

    propsito de los avatares o encarnaciones divinas es proporcionar al hombre el Conocimiento, ayudndolea salir del error, para elevarlo hacia conductas superiores.

  • El Bhagavad Gita

    41

    14. La naturaleza de las acciones no me afectan ni siento preferencia por sus frutos, pueslibre estoy de deseos. El que as me reconoce, sabiendo que es verdad, encuentra li-bertad en su trabajo.

    15. Conocedores de estas verdades eran antiguamente los hombres, por lo cual, a travsde su trabajo hallaban liberacin. Haz t lo mismo; realiza tu trabajo en esta vida,con el mismo espritu que aqullos realizaron el suyo.

    16. Qu es la accin? Qu es la inaccin? Incluso algunos sabios no ven diferenciaentre ambas. Te ensear la Verdad que hace que una accin sea pura, y esta Ver-dad te har libre.

    17. As sabrs qu es la accin, al tiempo que reconocers qu es una accin mala. Ytambin aprenders una accin que se realiza en silencio: misterioso es el senderode la accin.

    18. El hombre que trabaja en silencio, y que sabe que el silencio es trabajo, sin duda esun iluminado y en su trabajo encuentra paz en verdad.

    19. Aqul cuyas intenciones estn libres del deseo y la codicia, y que ha quemado yatodo su karma en el fuego del Conocimiento: a tal hombre llaman sabio aqullosque pueden ver.

    20. Un hombre tal28, que ha renunciado al fruto de sus acciones, est siempre contento ylibre de toda dependencia; y aunque interviene en la accin, l no acta.

    21. Sin esperar nada a cambio, l acta solamente con su cuerpo, manteniendo su mentebajo control, entregando todo lo que tiene: de este modo, l queda libre de pecado.

    27 Karma literalmente significa accin, pero, en su uso coloquial, el Karma de una persona es el c-

    mulo de condicionamientos y circunstancias que pesan sobre l, (ya sean buenos o malos) como premio ocastigo por las acciones que realiz en su reencarnacin anterior. Los hombres estn inexorablementesometidos a la ley del Karma: quemando Karma acumulado en vidas anteriores y crendose Karma parasu prxima reencarnacin con las acciones que estn realizando en la presente vida. Slo el Satguru oMaestro Perfecto vivo puede liberar a un hombre de las ataduras a su Karma; revelndole el Santo Nom-bre de Dios, permitindole entregar su vida en servicio, a sus Santos Pies de Loto: de este modo se rompeel ciclo de nacimientos y muertes (samsara). ste es el camino de la Perfeccin.

    28 El yogui, individuo que signe las enseanzas del Yoga como mtodo de perfeccionamiento espiri-

    tual.

  • El Bhagavad Gita

    42

    22. F1 se contenta con cualquier cosa que el destino le depara, pues est ms all de ladualidad de este mundo. Se muestra ntegro tanto en el xito como en el fracaso, sinningn sntoma de celos. Sus acciones no le atan.

    23. Esto es liberacin: Su mente ha encontrado paz en la sabidura y est libre de todaatadura, sus obras son actos de amor devocional. Las acciones de un hombre as sonpuras.

    24. Quien ve a Dios en todo lo que hace, en verdad llega a Dios. A Dios dirige su adora-cin, y a l ofrece su ofrenda: que es Dios mismo, ofrecido en el fuego de Dios.

    25. Hay yoguis que ofrecen sus sacrificios a los dioses, pero no hay ms alto sacrificioen este mundo, que aqul que ofrece su propia alma para ser consumida en el fuegode Dios.

    26. Para experimentar el fuego de la armona interior, algunos recogen sus sentidos ex-teriores, valindose de la oscuridad. Mientras que otros se valen de la oscuridad pa-ra entregarse al fuego de los sentidos externos.

    27. Otros incluso entregan su aliento de vida, al igual que sus poderes y capacidades, enel fuego de la unin interna, iluminada por una visin deslumbrante.

    28. Otros, fieles a votos austeros, ofrecen sus posesiones y riquezas o mortificaciones oprcticas de yogas, o estudios de las sagradas escrituras, o sus propias capacidadesy conocimientos.

    29. Algunos ofrecen el aliento de exhalacin dentro del aliento de inhalacin, y a su vez,el aliento de inhalacin dentro del aliento de exhalacin, buscando la armona29, yel flujo de su aliento es calmo y transcurre en paz.

    29 Prana o energa vital que contiene el aire, los alimentos y el agua. El prana absorbido del aire se

    divide en cinco manifestaciones: prana (aliento expirado), el que obra en todo el cuerpo. Apana (alientoinspirado), acta sobre todo el la garganta, rganos sexuales y de excrecin. Samana (aliento igualador),acta en el proceso de digestin, en el corazn y en las articulaciones. Udana (aliento ascendente), pre-valece en el cerebro, paladar, y la laringe. Vyana (aliento compenetrante), acta en la circulacin y en elmetabolismo general. La regulacin de la energa vital se denomina pranayama. Es una tcnica muy desa-rrollada que, mediante cantidades y ritmos determinados, ordena y domina la respiracin en sus tres fases:1. puraka, o inhalacin de prana, 2. kumbhaka o retencin, antes o despus de inhalar o exhalar, 3.rechaka, exhalacin del aliento.

  • El Bhagavad Gita

    43

    30. Y hay otros que regulan su alimento y ofrecen su vida a la vida. Todos ellos saben loque es el sacrificio, y por medio de l se libran de sus impurezas.

    31. A aqullos que no ofrecen su vida en sacrificio, no les pertenece ni este mundo ni elque haya de venir. Mientras que aqullos que comen de lo que queda despus de lasofrendas, llegan a Brahma.

    32. El hombre se entrega en muchas formas de sacrificio y de muchos modos ellos lle-gan a Brahman. Has de saber que todo sacrificio es una accin santa; sabiendo estopuedes ser libre.

    33. El sacrificio del Conocimiento es el ms alto de todos los sacrificios materiales.Pues el Conocimiento es la meta a la que conducen todas las acciones santas.

    34. Todo aqul que haya visto la Verdad puede ser tu maestro en el Conocimiento. Ps-trate ante l y pdeselo. S su sirviente.

    35. Oh, Arjuna! Cuando lo recibas, este Conocimiento te sacar del mundo de la confu-sin, dndote clara visin. Vers que todo est en tu corazn, y que tu corazn esten M.

    36. Aunque fueses el pecador ms recalcitrante, si te subes a la barca del Conocimiento,con toda seguridad podrs cruzar el ocano de la ilusin y la maldad.

    37. Al igual que el fuego reduce todo combustible a cenizas, el fuego del Conocimientoeterno aniquila todo apego a la accin.

    38. Porque no hay nada ms puro que este Conocimiento. Ponindonos en contacto conl, tambin nos haremos puros. El hombre que vive en armona interior realiza quela Verdad est dentro de l, y ah la encuentra.

    39. Slo el hombre de fe es el que alcanza el Conocimiento. Pues vive en armona y sufe es su vida. Quien recibe el Conocimiento y practica este Yoga Supremo, prontoalcanza la paz suprema.

  • El Bhagavad Gita

    44

    40. Pero el hombre que vive en la duda, careciendo de fe y de Conocimiento, est perdi-do, pues su mente est confusa. El hombre que vive en la duda no encontrar gozoni en este mundo ni en el que haya de venir.

    41. Aqul que cuida con amor su experiencia interior, que hace que sus acciones seanpuras por la prctica del Yoga, y que mediante el Conocimiento destruye sus dudas,estar siempre libre de las ataduras que crean la accin egosta.

    42. As pues, oh Arjuna, destruye con la espada del Conocimiento las dudas que nacende la ignorancia que habita en tu corazn. Mediante el Yoga, hazte uno con estaarmona que hay en tu interior. Levntate, gran guerrero, levntate!

  • El Bhagavad Gita

    45

    CAPITULO 5.

    LA RENUNCIA

    ARJUNA:

    1. Del mismo modo como elogias la vida de renuncia30, tambin alabas el Yoga de laadoracin mediante la accin desinteresada. Dime, oh Krishna, en verdad cul de losdos caminos es el mejor?

    KRISHNA:

    2. Tanto el camino de la renuncia, como el camino de la accin desinteresada, nos lle-van al estado de la Dicha Suprema. Sin embargo, de los dos, es mejor el camino de laaccin con desapego que el de la mera renuncia.

    3. Como autntico renunciante, se considera a aqul que nada desea y que nada aborre-ce. Pues aqul que no se ve afectado por los paros de opuestos, pronto ha de encontrarsu liberacin.

    4. Slo el ignorante, y nunca el sabio, considera que la renuncia a la accin y la adora-cin mediante las obras puras son dos cosas diferentes. Cuando uno se entrega contoda su alma a uno de estos dos caminos, con seguridad alcanza la meta a la que am-bos conducen.

    5. Aqullos que hacen vida de renuncia logran la misma victoria que los que actan condesapego. Entiende, pues, que el sabio es aqul que no hace diferencias entre la re-

    30 Sannyasa es la renuncia, el completo abandono del mundo. Sannyasin (renunciante) es el nombre

    dado a ciertos monjes hindes que han renunciado a cualquier tipo de relacin o trato con el mundo. Susvestidos de color anaranjado (azafrn), simbolizan el fuego de la renunciacin donde han quemado susdeseos.

  • El Bhagavad Gita

    46

    nuncia a la accin y la accin con desapego. Ambas coexisten, pues tienen la mismaesencia.

    6. Pero sin practicar el Yoga de la accin pura, muy difcil es, oh Arjuna, hacer vida derenuncia. Cuando un sabio logra entregarse a la accin libre de apego, pronto ha dealcanzar la unin con Dios.

    7. Las acciones no pueden atar al hombre de corazn puro, que tiene sus sentidos enarmona y ha entregado su voluntad a la fuerza que le da vida. Su alma vive en laconciencia de unidad con todo lo que existe.

    8. El hombre que est en armona y que ha sido iniciado en la visin interior de la ver-dad, con certeza piensa: Yo no hago riada. Pues cuando ve, o huele, o toca, u oye, ocome, o duerme, o anda, o respira.

    9. O cuando habla o toca cosas, o las suelta, incluso cuando abre o cierra sus ojos, lsiempre recuerda: Son tan slo los sirvientes de mi alma que, siguiendo sus rdenes,ejecutan acciones.

    10. Ofrece a Dios todas sus acciones, y realiza tu trabajo libre de todo deseo egosta.As, libre estars del alcance del pecado; al igual que las aguas mugrientas no pue-den alcanzar las hojas del loto, pues siempre flotar sobre ellas.

    11. Las acciones de un autntico yogui buscan nicamente la purificacin de su alma; laparta de s todo deseo egosta. Tan slo es su cuerpo, o sus sentidos, o su mente, osu razn, lo que ejecuta las acciones.

    12. El devoto que renuncia al fruto de sus acciones, consigue la paz eterna. Por el con-trario, el hombre que, acuciado por sus deseos y carente de devocin, busca la re-compensa de sus acciones, de este modo se encadena a la esclavitud del apego a losresultados.

    13. Aquella alma realizada que ha entregado su mente, desapegndola de todo resultado,y que descansa en la dicha de la paz que encuentra dentro del castillo de nuevepuertas (que es su cuerpo), jams actuar por egosmo, ni inducir a otros a actuaras.

  • El Bhagavad Gita

    47

    14. El Seor del Universo est ms all de las acciones de este mundo y la actividad queste genera. Est ms all del resultado de las acciones. Sin embargo, la naturalezacontina su trabajo con admirable perfeccin.

    15. Las malas o buenas acciones de los hombres no son obra Suya. Cuando la sabiduraes oscurecida por la ignorancia, sta les hace descarriar.

    16. Pero la sabidura del Espritu interior puede descorrer los velos de la ignorancia delos hombres que, debido a la carencia del Conocimiento, se hallan sumidos en laoscuridad. La sabidura del Conocimiento se revelar dentro de ellos como un solradiante y, en su efulgencia, ellos podrn ver lo Supremo31.

    17. Concentrando sus pensamientos en l y hacindose uno con l, encontrarn su mo-rada en l. El ser as el final de su viaje. Arribando a aquella orilla de la que nuncase vuelve, pues han sido purificados por la sabidura y estn libres de pecado.

    18. El amor que siente un iluminado es ecunime y universal, no hace diferencias entreun Brahmin austero y sabio y una vaca o un elefante, o un perro, o incluso el brutoque come carne de perro.

    19. Aqullos cuyas mentes estn siempre en serena concentracin ya han hecho de suvida un triunfo en esta tierra. Dado que Dios es uno y siempre puro, al hacerse unocon l alcanza todos sus divinos atributos.

    20. El iluminado que ve a Brahman mora en Brahman. Habiendo apartado de s todailusin, su mente est en perfecta calma. Una vez alcanzado este estado, ni el placerni el dolor puede estremecerlos.

    21. Ya no est apegado a las cosas exteriores, pues dentro de s, l encuentra toda laalegra. Su gozo es constante y eterno, pues su alma ya ha alcanzado la unin conBrahman.

    22. El sabio nunca buscar el gozo en las cosas de este mundo, pues los placeres queellas reportan, son tan slo el presagio de los sufrimientos que luego han de venir.Todo es transitorio, igual que viene se va.

  • El Bhagavad Gita

    48

    23. Pero aqul que antes de abandonar este mundo, estando an en este cuerpo fsico,consigue superar los impulsos del deseo y la pasin: ste hombre es un autnticoYogui y su dicha es permanente.

    24. Una vez que le ha sido revelada la Luz interior, su alegra y su dicha provienen de suinterior. Con seguridad este Yogui alcanza el Nirvana, y hacindose uno con Dios,en l ha de morar para siempre.

    25. Aquellos santos ya libres de pecado, cuyas almas han superado toda duda y se en-cuentran en armona, pronto alcanzan el Nirvana; y su gozo es tal, que se hace in-comparable.

    26. Porque a aqullos cuyas mentes estn en calma, y cuyas almas han encontrado laarmona, les espera la paz de Dios como regalo. Una vez que han conocido su pro-pia alma, ya estn libres del deseo y la pasin.

    27. El sabio que en silencio y en un lugar recogido y oscuro revierte su conciencia, ais-lando sus sentidos del mundo exterior, y reposando su vista interior en medio de suscejas, deja que su aliento entre y salga de su cuerpo de un modo uniforme; calmn-dose de este modo, pone en armona su mente con su fuerza vital.

    28. Apartando de s el miedo, el deseo y la pasin, mantiene su alma en silencio, antesde alcanzar la libertad final.

    29. l Me reconoce come el Gozador de las ofrendas y sacrificios. Como el SoberanoSeor de todos los mundos y el Amigo de todos los seres creados. Reconocindomeas, l obtiene la paz.

    31 Nirvana es la ltima etapa del Yoga. Estado de liberacin de todo apego, habiendo superado ya la

    ilusoria dualidad: extincin de los deseos, estado de calm