2016ko ekainaren 03a gaur egungo informazioa · 2016-06-03 · población activa de entre 55 y 64...

of 13/13
2016ko ekainaren 03a Gaur egungo informazioa ಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊ Actualidad informativa 03 de junio de 2016

Post on 06-Feb-2020

3 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • 2016ko ekainaren 03a

    Gaur egungo informazioa

    ಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊಊ

    Actualidad informativa

    03 de junio de 2016

  • 03 de junio de 2016

    Ciudadanos pág. 2

    «Se ha hecho justicia y puedo volver a mi

    puesto de trabajo»

    DURANGO

    La concentración convocada ayer en Durango fue suspendia al readmitir el Gran Hotel

    de Durango a una trabajadora, madre de una niña con síndrome de Angelman que

    denunció haber sido despedida por solicitar una reducción de jornada para cuidar de su

    hija. Ainhoa Mendo agradeció el apoyo recibido por asociaciones y sindicatos.

    «Se ha hecho justicia y puedo volver a mi puesto de trabajo, del que nunca tuve que ser

    despedida», detalló, al tiempo que lamentó que se siga castigando a la mujer por querer

    conciliar vida familiar y laboral.

  • Los Trabajadores de edad avanzada, un

    gran desconocido para la prevención de

    riesgos laborales

    Los trabajadores seniors no han sido definidos desde la perspectiva de la prevención de

    riesgos laborales, si bien algunos organismos internacionales especializados en esta

    materia los identifican como aquellos trabajadores que, con salud y habilidades

    profesionales, se encuentran ya en la segunda mitad de su vida laboral, y que aún no tiene

    derecho a su pensión de jubilación.

    El hecho de que no exista una definición de trabajador senior en la Unión Europea, no

    obsta para que desde sus instituciones no se haya evidenciado que, el número de

    personas de 60 años o más aumenta cada año en más de dos millones. La población

    activa también está envejeciendo, ya que la proporción de trabajadores de más edad en

    activo aumenta con respecto a la de trabajadores más jóvenes. Según las proyecciones de

    población de Eurostat (Europop 2010), se espera que, en la Europa de los Veintisiete, la

    población activa de entre 55 y 64 años aumente en torno al 16 % entre 2010 y 2030.

    En el Libro Blanco de la Comisión sobre las pensiones se pide que para lograr una vida

    laboral sostenible y un envejecimiento activo y saludable, es necesario que los

    trabajadores tengan salud y seguridad, habida cuenta, en particular, del envejecimiento de

    la población activa y la prolongación de la vida laboral. Para ello es necesario crear un

    entorno seguro y saludable a lo largo de toda la vida activa de una mano de obra cada vez

    más diversificada. El fomento de una cultura de la prevención es esencial para lograrlo.

    Es, por tanto, la prevención de riesgos laborales uno de los instrumentos que ha de

    contribuir a romper el paradigma de "trabajador mayor = trabajador poco productivo", y ello

    por cuanto es una realidad la discriminación que existe con los trabajadores de mayor

    edad.

    Lo cierto es que este colectivo es más vulnerable en el trabajo y suelen sufrir más

    accidentes graves. Asimismo, según avanza la edad del trabajador, mayores son sus

    problemas de salud a largo plazo; los trastornos musculo esqueléticos son un tema

    característico y las depresiones otra de las causas más frecuentes para la prejubilaciones.

    Es más, el envejecimiento es uno de los factores psicosociales que afecta a la vertiente

    personal y laboral del trabajador.

    http://www.expansion.com/blogs/el-mundo-al-reves/2016/04/27/los-trabajadores-de-edad-avanzada-un.htmlhttp://www.expansion.com/blogs/el-mundo-al-reves/2016/04/27/los-trabajadores-de-edad-avanzada-un.htmlhttp://www.expansion.com/blogs/el-mundo-al-reves/2016/04/27/los-trabajadores-de-edad-avanzada-un.html

  • En ese sentido, múltiples estudios, alcanzan una misma conclusión, en las poblaciones

    más envejecidas disminuye el número de accidentes de trabajo, pero aumenta la gravedad

    de las lesiones y es mayor la cantidad de días perdidos en cada evento. Y, como prueba,

    un botón: en España, en enero 2016, de los 36 accidentes mortales, 23 correspondían a

    trabajadores mayores de 50 años.

    No obstante, Helen Beers & Coelleen Bulter ha evidenciado que tras las políticas

    europeas dirigidas a la derogación de la jubilación obligatoria, no existen estudios que

    traten las potenciales implicaciones en materia de seguridad y salud para el colectivo de

    trabajadores mayores, forzados así a prolongar su vida activa.

    No es sencilla la solución si esta pasa por imponer nuevas obligaciones a la empresa a la

    que difícilmente puede responsabilizarse de un factor como es el envejecimiento, que

    escapa absolutamente a su control, ya que depende de variables genéticas, estilo de vida

    del trabajador u otras, totalmente ajenas a la prestación laboral.

    Sin embargo, no procede en este momento mirar hacia otro lado, sino exigir una

    respuesta integradora al reto de la prevención de riesgos laborales de los seniors.

  • Riesgos laborales, un campo de trabajo

    al alza

    El uso de protectores auditivos es una de las medidas básicas de prevención en el trabajo

    Más allá de los casos de pérdida de audición catalogados como enfermedad profesional cada año en España, la Hipoacusia Inducida por Ruido (HIR), algo más de medio millar al año, el problema del exceso de decibelios se percibe en muchos miles de empresas y representa un campo de trabajo que va a más para los audiólogos. Su cualificación para las mediciones del ruido y las adaptaciones los capacitan como a ninguna otra profesión para prevenir antes de que aparezca en la audiometría tonal. Y ahora se baraja la creación de una titulación específica para estos técnicos. En un curso y una jornada específicos de audiología laboral, la Asociación Española de Audiología (AEDA) ha ofrecido una completa puesta al día en esta materia.

    Las I Jornadas de Audiología Laboral, celebradas en Madrid en diciembre pasado, complementaron la formación impartida unas semanas antes a través de un curso online por parte de la Asociación Española de Audiología (AEDA). En el caso de las conferencias presenciales que han puesto el colofón a este programa, el director ha sido el Dr. Javier Mata, que ha contado con la colaboración de la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo y de la Sociedad Española de Medicina y Seguridad del Trabajo. El eje central fue el abordaje del ruido como factor determinante de muchas hipoacusias neurosensoriales, desde el punto de las medidas y evaluaciones, así como las formas de protección efi ciente, según los organizadores. También se trataron el diagnóstico clínico y nuevas técnicas para identifi car una lesión auditiva antes de que se manifi este al realizar la audiometría tonal.

    De hecho, la doctora ORL Teresa Heitzmann, que ofreció la visión del problema desde la consulta médica cuando se presentan las personas afectadas por el exceso de ruido en el entorno laboral, ya alertó de este tiempo perdido. “Nuestra experiencia es que nos llegan con una patología auditiva ya importante”, resumió esta especialista, que subrayó que la Hipoacusia Inducida por Ruido (HIR) llega a provocar graves secuelas e incluso trastornos del lenguaje, con una prevalencia importante: un tercio de la población mundial y el 75% de la población en ciudades industriales tienen algún grado de sordera por exposición a nivel de ruido de alta intensidad. En EEUU es la tercera discapacidad más frecuente y hay 22 millones de trabajadores afectados entre 29 y 60 años, cifra que se duplica en frecuencias altas.

    http://www.audioenportada.com/espana/la-profesion/1142-riesgos-laborales-un-campo-de-trabajo-al-alzahttp://www.audioenportada.com/espana/la-profesion/1142-riesgos-laborales-un-campo-de-trabajo-al-alza

  • En Europa, indicó que la patología afecta a 29 millones de habitantes, con múltiples factores que pueden infl uir en su aparición, como diabetes, hipertensión, tabaquismo, los ototóxicos -a veces inevitables para tratar otras enfermedades- y obviamente el ruido laboral y de ocio (cascos en entornos ya ruidosos, como el metro).

    La HIR es una enfermedad del oído interno, produce un daño gradual, indoloro e irreversible, provoca alteraciones en la cóclea, con lo que se trata de una pérdida neurosensorial que empieza a afectar a la frecuencia 4.000 y va aumentando hasta llegar a las del habla, pero puede prevenirse, subrayó Heitzmann. La lesión se produce en el órgano de Corti, en función de la frecuencia del ruido -las agudas son más lesivas- del tiempo de exposición, los años de trabajo, el entorno cerrado o no y la distancia de la fuente sonora. Otros factores predisponen de forma individual, se da una gran variabilidad en función de aspectos extrínsecos, por el tipo de ruido, pero también intrínsecos, como la edad, el sexo, factores genéticos, con diferentes patologías. Ahora están más desarrollados los sistemas de prevención, aunque los pacientes acuden cuando ya se ha convertido en una “interferencia” porque antes no perciben esa hipoacusia incipiente, según esta especialista ORL.

    Diagnóstico de la Hipoacusia Inducida por Ruido (HIR)

    Para realizar el diagnóstico de la HIR se busca la presencia de un escotoma (con mucha disparidad de criterio entre los especialistas) y los niveles de exposición al ruido. En el estudio audiológico se puede concluir que la persona es candidata a un audífono y el tratamiento para el trabajador consiste en que no se exponga a ruidos fuertes, no se trate con ototóxicos y se adapte audífonos o el implante (oído medio o coclear), según los casos. Tiene que cumplir con algunos requisitos y se le ofrece un seguimiento de su rehabilitación.

    La doctora Clara Guillén, médico y jefa del departamento de Enfermedades Profesionales de Ibermutuamur, centró su intervención en la sordera como enfermedad profesional, síntoma de que “algo está fallando” en la prevención, una prioridad que establece la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y los organismos de salud laboral y los sistemas sanitarios de todo el mundo. También mencionó el “papel muy relevante” del diagnóstico precoz y la posibilidad de intervenir en el resto de trabajadores expuestos al ruido, de forma “colectiva”, más importante que la protección individual, también necesaria y de la que se puede aprender en una primera fase de trabajo in situ en la empresa. De ahí la relevancia de la llamada “vigilancia colectiva”, que está recogida en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, aunque se lleva poco a la práctica. Hay que ver la prevalencia en la empresa, trabajar en la “exposición” al ruido y establecer medidas correctoras y preventivas a largo plazo, a juicio de esta especialista.

    Con todo, la sordera representó solamente el 4% de los más de 11.000 casos de enfermedades profesionales detectadas en 2014 frente al 79% de casos por problemas musculares y esqueléticos. País Vasco, Comunidad Valenciana y Galicia son las zonas con más incidencia, en números absolutos, por edades predomina el grupo de población de entre 50 y 60 años -un 98% son hombres- y, por sectores productivos, la industria manufacturera y la construcción concentran los casos. Constantino Fernández, técnico de prevención de riesgos laborales de Medycsa, explicó el proceso para evaluar si hay exposición al ruido, con el nivel de 85 decibelios que establece la normativa para que sea imprescindible la adopción de medidas de planificación que eviten los problemas de salud auditiva para los trabajadores.

    La precisión del audiólogo

    El presidente de AEDA, el psicólogo y especialista en audición y lenguaje Franz Zenker, mencionó la colaboración con otras asociaciones en varios países y las recomendaciones que dan a los profesionales de la audiología, ya que esta figura sí está “generalizada” y participa en estas tareas de prevención, a diferencia de en España.

  • La calibración del audiómetro, el ruido tolerado que se puede permitir, las mediciones con el sonómetro y las estimaciones de una pérdida auditiva causada por el ruido representan algunas de las cuestiones bien manejadas por un técnico superior en Audiología Protésica que, en cambio, pueden no tener la misma atención por parte de profesionales de otras disciplinas.

    Las conferencias complementaron el curso on-line impartido previamente por AEDA.

    Zenker detalló también que resulta primordial conseguir los niveles adecuados de ruido en cabina, sin caer en la “autoconstrucción” de estos espacios sin los materiales ni características adecuados, de forma “chapucera”. Igualmente, hay que ser “escrupulosos” para realizar la audiometría tonal, sin “improvisación” como ocurre con frecuencia; y no olvidar que en ocasiones, el audiograma no refleja la inteligibilidad del paciente. Por eso, subrayó la importancia del espectro del habla, las frecuencias medias, entre los 500 y los 3.000-4.000 Hz, que garantizan el 95% de esa inteligibilidad. Con esta referencia, se podrá prever si un trabajador podrá comprender cuando le hablan.

    Las emisiones otoacústicas -que se utilizan en el cribado neonatal para detectar pérdidas auditivas- pueden aplicarse en este ámbito como “biomarcador”, que se puede correlacionar con determinado tipo de patologías y permiten anticiparse al daño, mientras que la audiometría tonal solo detecta esa merma cuando ya se ha producido.

    Esta conclusión está refrendada por un estudio en el que se aplicó la normativa laboral al entorno de ocio de los adolescentes, y se constató que esta población estaba expuesta a niveles de ruido por encima del límite. En una muestra de 15 jóvenes no expuestos al ruido y 14 de los más sobreexpuestos, por encima de 95 dB, las audiometrías eran todas de normoyentes y se utilizaron otoemisiones para comparar a ambos grupos, lo que sí reveló diferencias entre unos y otros. Otras herramientas aprovechables son las mediciones de habla en ruido, en campo libre o con auriculares. De hecho, una publicación mostró que la capacidad de los trabajadores, todos normoyentes, para defenderse en entorno ruidoso variaba sustancialmente.

    Finalmente, Zenker puso el acento en que los protectores auditivos deben reunir ciertas características para cumplir su función, lo que de nuevo conduce a la idea de que debe encargarse su instalación a un técnico titulado. Y describió trabajos en la medición del ruido en las aulas como ejemplos de experiencia que permiten luego inferir cuál va a ser la inteligibilidad de las personas que se encuentran en estos espacios físicos.

    Mesa redonda por la interdisciplinariedad

    El moderador, Juan Luis Cabanillas, profesor de Medicina del Trabajo en la Universidad de Sevilla, puso el acento en que aparte de los casos de pérdida auditiva ocasionada por ruido, más allá de los individuos evaluados, está la “percepción” entre los trabajadores, mucho mayor, y abogó por un enfoque interdisciplinar.

  • Mesa redonda con la participación de Franz Zenker (segundo por la derecha) en representación del sector

    audiológico.

    Pedro González de Castro, presidente de la Asociación de Medicina y Enfermería del Trabajo, suscribió esta idea y apeló a la “inexcusable” cooperación entre sociedades científicas de diferentes disciplinas, y a una tutela de las administraciones con menos “laxitud”.

    Antonio Iniesta, presidente de la Asociación Española de Especialistas en la Medicina del Trabajo, señaló que el 10,6% de los trabajadores manifiestan encontrarse en un entorno con ruido molesto, lo que representa un progreso significativo en comparación con lo que pasaba unos años atrás, cuando las condiciones laborales eran mucho más ruidosas.

    Zenker destacó varias conferencias y libros que han recogido en el seno de la EFAS (European Federation of Audiology Societies) este campo de actuación, entre otros, los que han difundido protocolos aportados por AEDA, alguno de los cuales se harán públicos en breve. Evaluación y diagnóstico adecuados resultan clave en la prevención y, para el futuro, la meta de los audiólogos es desarrollar más procedimientos y que no solo se apliquen en el ámbito clínico, sino en el ambiente de trabajo.

    ¿Titulación específica a la vista?

    Asimismo, el especialista de la Clínica Barajas advirtió de que las adaptaciones protésicas no siempre van a satisfacer las expectativas de rehabilitación, si no se es realista con sus resultados en ciertos casos. En el transcurso del debate se habló de la posibilidad de implantación de una titulación específica para la audiología laboral, una idea que ya se ha planteado en el contexto educativo dentro de las profesiones sanitarias, todavía sin concretar.

    Desde el público, se apuntó que las autoridades sanitarias deberían ampliar las posibilidades de evaluar el ruido en las empresas y que dicha evaluación no dependa casi exclusivamente de la apreciación del técnico de prevención de riesgos laborales. Aunque desde la tribuna se matizó que cuando se producen daños en la salud de los trabajadores también se actúa, con independencia del criterio de ese técnico. María Dolores Benot, presidenta de la Comisión Nacional de Enfermería del Trabajo, precisó que en el ámbito laboral, la audiometría debe buscar también el umbral de 3.000 y 6.000 Hz, aparte del resto de la prueba convencional, y definió un protocolo de actuación en su profesión que, en buena medida, pueden hacer suyo los audiólogos a la hora de realizar las mediciones para evaluar la buena audición del trabajador.

  • Cada semana, tres sanitarios sufren un

    accidente grave de camino al trabajo

    Los recortes aumentan la presión asistencial y provocan una mayor falta

    de atención de los trabajadores, según CSIF

    Los recortes en sanidad provocan que cada semana tres profesionales sufran un

    accidente grave en España durante los desplazamientos hacia o desde su lugar de

    trabajo, según un análisis realizado por la Central Sindical Independiente y de

    Funcionarios (CSIF), a partir de los datos del Ministerio de Empleo.

    Esto significa que, en el último año, los sanitarios han sufrido 158 accidentes ‘in

    itinere’ graves, 6 mortales y 10.176 leves, tal y como muestran las cifras del

    sindicato. En total, este colectivo ha vivido 10.340 percances por desplazamientos,

    una cifra que va en aumento con los años. De hecho, entre 2011 y 2015, los

    trabajadores de las actividades sanitarias y de servicios sociales han tenido 48.000

    accidentes de trabajo (un 15 por ciento más en cuatro años) y constituyen el

    segundo sector con más siniestralidad de España, solo por detrás del comercio al

    por mayor y al por menor.

    Evolución de los accidentes de trabajo por desplazamientos en sanidad y servicios sociales entre

    2011 y 2015

    Esta problemática tiene diferentes causas pero un solo denominador común: la

    recesión económica. Debido a la crisis, el sistema sanitario ha sufrido mayores

    recortes en personal y ha tenido una tasa de reposición más limitada, según ha

    explicado el presidente nacional de Sanidad de CSIF, Fernando Molina. Esto ha

    provocado que la presión asistencial haya crecido entre los trabajadores, quienes

    han tenido que doblar turnos estos últimos años, sin respetar los descansos o,

    incluso, asumiendo otras funciones, con el consiguiente cansancio y falta de

    atención para la conducción que eso conlleva.

    http://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/cada-semana-tres-sanitarios-sufren-un-accidente-grave-de-camino-al-trabajo-7196http://www.redaccionmedica.com/secciones/sanidad-hoy/cada-semana-tres-sanitarios-sufren-un-accidente-grave-de-camino-al-trabajo-7196

  • Asimismo, explica el representante, se abusa de la movilidad geográfica en

    sanidad, lo que incrementa el riesgo de la siniestralidad, único a circunstancias

    como el descuido o la dejadez en el cuidado del vehículo, tanto personal como de

    la propia Administración. Respecto a los accidentes en misión, es decir, aquellos

    que se producen durante los desplazamientos obligados por el trabajo, los

    recortes han propiciado que no se dote a la mayoría de profesionales de vehículos,

    vestimenta e instrumentos adecuados. A esto se añade los riesgos intrínsecos de

    los desplazamientos, especialmente en el ámbito rural, alerta el sindicato.

    “El SNS no asume el gasto ‘extra’ que generan estos desplazamientos, lo que

    supone una pérdida económica para el trabajador, que utiliza su propio vehículo

    para los traslados a otros centros sanitarios durante su jornada y en los avisos

    domiciliarios”, añade esta organización, que suma el envejecimiento de la plantilla

    como otro de los factores a tener en cuenta en seguridad vial.

    Las recomendaciones de CSIF a la Administración sanitaria

    Para evitar esta situación, CSIF ha elaborado un ‘decálogo de recomendaciones’

    dirigido a las Autoridades sanitarias. Por ejemplo, que doten de tiempo suficiente

    para hacer los avisos domiciliarios para que no sigan provocando un ritmo de

    estrés; adaptar las consultas en función de los avisos domiciliarios; evaluar los

    riesgos en los desplazamientos, y tener en cuenta la edad como factor de riesgo

    en el conductor durante los trayectos. Asimismo, el sindicato insta adaptar los

    puestos de trabajo de las embarazadas –eximiéndolas de realizar avisos

    domiciliarios-; a que el trabajador no asuma ningún gasto adicional por los

    desplazamientos; proporcionar la adecuada accesibilidad a los centros de trabajo,

    e implementar las acciones de movilidad para sus empleados.

    Por otro lado, también pide favorecer las permutas entre las plazas de

    funcionarios; aumentar las medidas de conciliación familiar; dotar al trabajador de

    medios suficientes para realizar las visitas; impulsar medidas de concienciación

    para reducir la imprudencia temeraria por parte del trabajador (por velocidad

    excesiva, consumo de drogas o tasas elevadas de alcohol), y realizar el

    mantenimiento adecuado de los vehículos, tanto si o no de la empresa.

    Por último, instan a fomentar la formación en prevención de la seguridad laboral;

    establecer medidas específicas para reducir la fatiga y la somnolencia sobre la

    conducción, así como para gestionar los desplazamientos en función de la carga

    de trabajo; y aplicar iniciativas de diminución y ordenación de la movilidad (por

    ejemplo, a través de transporte colectivo).

  • equipos&talento.com

    Trabajar desmotivado perjudica

    seriamente la salud

    Enfermedades del sistema digestivo, dermatológicas y del sistema

    muscular son las más propicias a aparecer en casos de desmotivación

    laboral

    Aunque partamos de un trabajo que no es el que se desearía realizar, todos podemos ser

    muy buenos desempeñando la mayor parte de los empleos que elegimos, si se pone en

    ellos intención, dirección, ilusión y corazón en realizarlo. Así lo asegura la doctora

    Marisa Navarro, autora del libro “La medicina emocional”, que afirma que la clave para

    ser felices en el ámbito laboral, no reside en el trabajo que realizamos, sino en la actitud

    que se mantenga al respecto.

    Para muchas personas un empleo con el que no se sienten felices se convierte en motor

    de generación de emociones negativas. En este sentido, “un estado emocional

    negativo producido por el ámbito laboral, teniendo en cuenta la cantidad de horas y días

    que pasamos en el trabajo, puede ser un potenciador de enfermedades psicosomáticas o

    de otra índole”, explica la doctora. Por ello, las dolencias que más se producen en

    personas que desarrollan estados de negatividad suelen ser las mismas que se derivan de

    situaciones de estrés, como las relacionadas con el sistema digestivo. “También son

    comunes, en las personas que en su trabajo están totalmente desmotivadas y tristes, las

    dolencias relacionadas con el sistema muscular, migrañas y cefaleas tensionales, así

    como problemas dermatológicos” asegura Navarro.

    Muchas veces, estas dolencias son una señal de alarma que nos avisa de la necesidad de

    un cambio, pero la doctora explica que “no siempre es de empleo, sino de nuestros

    pensamientos y actitudes ante él”. Por este motivo, ofrece los siguientes consejos para

    encontrar la motivación cuando la labor que realizamos no nos gusta.

    http://www.equiposytalento.com/noticias/2016/02/09/trabajar-desmotivado-perjudica-seriamente-la-saludhttp://www.equiposytalento.com/noticias/2016/02/09/trabajar-desmotivado-perjudica-seriamente-la-salud

  • Tratar de esforzarse

    Cuando nos esforzamos lo normal es que obtengamos buenos resultados. Esto será un

    impulso para seguir haciéndolo bien, pues el reconocimiento es motivador. Desarrollar

    lo mejor posible un trabajo, y más aún si no es de nuestro agrado, nos hace creer y

    darnos cuenta de que se es capaz de muchas cosas. Entre ellas, la de manejar situaciones

    que pueden ser difíciles y comprometidas.

    Centrarnos en la compensación y el beneficio

    De esa manera podremos contrarrestar pensamientos negativos. Siempre podemos

    motivarnos realizando cualquier trabajo, pues cabe pensar que es una elección propia

    que estamos realizando porque obtenemos una compensación que puede ser económica,

    de horarios, de situación geográfica, de aprendizaje o de satisfacción personal.

    Tratar de generar un ambiente agradable

    Todos tenemos determinados dones o talentos como pueden ser las relaciones con los

    demás o nuestras capacidades de consenso. Si las potenciamos nos sentiremos mucho

    más felices en nuestro entorno laboral. Pasamos una gran parte del día en nuestro

    trabajo, por lo que es muy importante que nos rodeemos de un ambiente lo más

    agradable posible.

    No centrar la vida sólo en el empleo

    Se debe procurar enriquecer los espacios del ámbito personal, ya que nuestra vida no

    debe centrarse únicamente en el entorno laboral. Hay muchos otros aspectos

    enriquecedores que pueden hacernos felices.

    Pensar en “hacer lo que tengo que hacer”

    El trabajo es un compromiso, y una vez adquirido, lo que mejor nos va a hacer sentir

    bien es "hacer lo que tengo que hacer" más allá de lo que “me apetece” en un

    determinado momento. Esto requiere esfuerzo y disciplina, pero a largo plazo tendrá su

    recompensa, te hará crecer como persona y te hará sentir mucho mejor y más sano.

    Alejarse de compañeros tóxicos

    Una persona tóxica puede crear a su alrededor un ambiente tóxico para los que le

    rodean, sea en el ámbito laboral o en cualquier otro. Un buen directivo debe

    identificar a los empleados tóxicos de una empresa, que los hay de muchos tipos, y

    tratar de separarlos del grupo de trabajo, dándoles tareas individuales en las que se

    relacionen menos con el grupo.

  • INFORMAZIO TEKNIKO ETA ZIENTIFIKOA

    ________________________________________

    INFORMACIÓN TÉCNICA Y CIENTÍFICA

    “Salud y condiciones de trabajo en trabajadores mayores”

    Resumen:

    Introducción: En los últimos años, la población española ha experimentado un

    crecimiento acelerado de personas mayores. Las previsiones demográficas a corto-

    medio plazo describen un importante predominio de trabajadores mayores en el

    mercado laboral.

    Conclusiones: A tenor de los resultados, los trabajadores de 55 años y más

    refieren tener menos quejas respecto a sus condiciones laborales e incluso se

    sienten más autónomos y motivados. Es el deterioro físico y mental la principal

    limitación que encuentran estos trabajadores a la hora de ejercer sus tareas. Sería

    recomendable establecer políticas de promoción de la salud dentro de las empresas

    para mejorar los indicadores de salud y promover el envejecimiento activo de la

    población trabajadora española.

    “Evolución del impacto de la cardiopatía isquémica en la reincorporación

    laboral de trabajadores españoles”

    Resumen:

    Introducción: La cardiopatía isquémica es una de las principales causas de

    morbimortalidad en los países desarrollados dificultando la vuelta al trabajo de

    estos pacientes. Pretendemos estudiar la evolución de la incapacidad Temporal y

    Permanente en trabajadores españoles que causan baja por cardiopatía isquémica,

    así como analizar las variables que influyen en la reincorporación laboral.

    Conclusiones: En nuestro estudio se observa un aumento progresivo en los

    últimos años en el porcentaje de pacientes que se reincorporan al trabajo. Las

    variables que mejor predicen la reincorporación laboral tras sufrir una baja por

    cardiopatía isquémica son viables clínicas como la extensión del daño miocárdico

    (FEVI 50%) y el procedimiento de revascularización empleado

    (percutáneo/cirugía) así como las variables socioeconómicas referentes al tipo de

    trabajo (autónomo/cuenta ajena), ocupación profesional (carga física/carga

    intelectual) y la edad del trabajador.

    http://scielo.isciii.es/pdf/mesetra/v61n240/original1.pdfhttp://scielo.isciii.es/pdf/mesetra/v61n240/original2.pdfhttp://scielo.isciii.es/pdf/mesetra/v61n240/original2.pdf